Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las declaraciones de un italiano y una carta, primeras pruebas de la estrategia del PSOE contra la Selección Catalana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aparecen las primeras pruebas de lo que desde sectores nacionalistas ha sido calificado como una campaña de presión por parte del Gobierno para boicotear el reconocimiento internacional de la Selección Catalana de Patinaje. La aparición de una carta y las declaraciones de un político de Berlusconi amenazan con hacer tambalear el gobierno tripartito que integran PSC, ERC e IC-V.

Aparecen las primeras pruebas de lo que desde sectores nacionalistas ha sido calificado como una campaña de presión por parte del Gobierno para boicotear el reconocimiento internacional de la Selección Catalana de Patinaje. La aparición de una carta y las declaraciones de un político de Berlusconi amenazan con hacer tambalear el gobierno tripartito que integran PSC, ERC e IC-V. El asunto parece haber calado hondo en el sentimiento de los nacionalistas y del propio PSC, dividido en sectores que apoyan cosas distintas. De hecho, el secretario general del deporte de la Generalitat, Rafael Niubó, ha sido el primero en mencionar con enojo la existencia de una polémica carta. En esa misiva, el Consejo Superior de Deportes del Gobierno español pide a la Federación Colombiana de Patinaje que vote contra la admisión de Cataluña porque esto, se dice textualmente, “alteraría el sistema deportivo español y rompería la unidad deportiva nacional”. La misma carta fue enviada a otras federaciones. Además, se acaba de saber que el presidente de la Federación italiana de Patinaje y diputado de Forza Italia, Sabatino Aracu, reconoce haber seguido indicaciones personales de su líder, Silvio Berlusconi, para votar contra el reconocimiento de la selección catalana. Además, Aracu ha admitido haber fomentando un “lobby” entre los representantes federativos de las distintas selecciones para vetar la propuesta catalana y bloquear así, dijo, “un peligroso precedente que habría alimentado el independentismo en España y otros países”.