Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La diplomacia no ha logrado que una flotilla de barcos de guerra proteja a los pesqueros en Somalia: ahora le toca a Defensa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las gestiones realizadas por el ministerio de Asuntos Exteriores con otros países para crear una fuerza naval internacional que proteja a los pesqueros que faenan en aguas de Somalia, y eviten más secuestros como el del “Playa de Bakio”, no han dado resultado.

Fuentes diplomáticas españolas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital señalan que el proyecto del Gobierno de poner en marcha en septiembre una misión de vigilancia internacional cerca de Somalia, noticia que adelantó ECD –vea aquí más detalles-, no va a ser posible a corto plazo, y desde luego no para esas fechas.

Los planes del gabinete de Rodríguez Zapatero se han visto frustrados por la falta de socios para este proyecto. Desde Asuntos Exteriores dicen -según ha sabido ECD- que la diplomacia ya ha cumplido, y que ahora “le toca” al ministerio de Defensa.

Según Exteriores, el trabajo diplomático para montar esta fuerza naval disuasoria de los piratas ya está hecho, y debe ser el departamento de Carme Chacón el que remate la faena por su parte, consiguiendo los compromisos militares pertinentes de otras naciones.

El ministro, Miguel Ángel Moratinos, y sus colaboradores han mantenido contactos con países europeos, asiáticos y árabes para que contribuyan a esta fuerza. Aparte de Nicolas Sarkozy -único que se ha comprometido en firme con la iniciativa-, sólo Arabia Saudí se ha mostrado partidaria de que buques de varios países patrullen en aguas somalíes, pero queda por ver si esa respuesta afirmativa se traduce en algo tangible.

Francia se ha mostrado poco optimista con la iniciativa, y ve complicado desplegar la misión naval antes de octubre. Entre otras razones, porque se calcula que, una vez que se dé el visto bueno definitivo al envío de los barcos, tardarán alrededor de tres semanas en llegar y comenzar a patrullar aquellas aguas.

La piratería se ha convertido en un próspero negocio para unos pocos en el Cuerno de África. Al menos 26 barcos han sido secuestrados en lo que va de año cerca de las costas de Somalia.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·