Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El documento que circula de apoyo a Santano por la trama del ácido bórico lamenta que se presente a la policía como falsificadora de informes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El comisario general de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano, conserva celosamente entre sus expedientes personales el documento que han firmado cincuenta policías que tiene bajo su mando y en el que los agentes refrendan su actuación en el asunto del ácido bórico. Vea aquí el escrito completo, obtenido en exclusiva por ECD.

El Confidencial Digital ya informó a mediados del mes de diciembre de que los policías de la Comisaría de Policía Científica habían suscrito un documento de apoyo a su jefe, tras el escándalo de los peritos que realizaron los informes del ácido bórico.

En ese documento, titulado “Nota aclaratoria sobre el tema del ácido bórico”, se deja constancia del apoyo de 50 de las 66 personas que trabajan en la Unidad Central de Análisis Científicos de la Comisaría General de Policía Científica al comisario Miguel Ángel Santano.

En él se dice textualmente que “después de casi dos meses de aparecer reiteradamente en los medios de comunicación, se hace necesario hacer alguna aclaración (...)”. También se “lamentan profundamente que pueda llegar a la opinión pública la percepción de que en esta Unidad se pueden falsificar informes y que la aplicación de la ciencia es una mera anécdota”.

En cinco apartados, los firmantes del escrito apuntan lo siguiente:

-- En la Policía Científica se trabaja en equipo.

-- Hay casos excepcionales en los que un perito puede tener que asumir un Informe Pericial en el que no ha participado. Y en ese caso “puede no ser estrictamente necesario que deba repetir toda la analítica”.

-- Los informes periciales tienen que ser supervisados por los Jefes de Sección de cada laboratorio “al objeto de corregir cualquier tipo de error que impida o dificulte su comprensión por parte de la autoridad judicial correspondiente”.

-- Los peritos firmantes no pueden emitir opiniones personales. Los informes que elaboren tienen que estar basados en hechos “científicos, reproducibles y verificables por otros laboratorios”.

-- Como los casos en los que se trabaja están inmersos en procesos judiciales “nunca se han de utilizar los medios de comunicación para exponer ningún dato”.

El escrito está fechado en Madrid el 1 de diciembre y puede verlo en su integridad pinchando aquí.