Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los efectivos del Ejército que irán a Afganistán permitirán atender sanitariamente a las patrullas sobre el terreno en caso de ataque

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión de enviar 150 efectivos más a Afganistán, para reforzar a las tropas allí desplegadas, se había tomado hace más de un mes, y tiene como uno de sus objetivos poder atender médicamente a los soldados sobre el terreno.

Aunque se acaba de producir ahora el anuncio de ese refuerzo, la realidad es que el Gobierno tenía tomada la decisión desde hace tiempo, y únicamente se estaba a la espera de encontrar el momento adecuado de darlo a conocer. La visita del ministro Alonso a Afganistán ha servido para escenificarlo, incluso con sus declaraciones de que había “constatado sobre el terreno” la necesidad de ese envío.   Según fuentes relacionadas con Defensa, consultadas por El Confidencial Digital, la composición de ese nuevo contingente que partirá hacia Afganistán es:   -Un escalón médico avanzado, es decir, sanitarios “de combate” por así decirlo. Que salgan con las patrullas, en propio su vehículo sanitario, y por tanto con capacidad de atender emergencias médicas sobre el terreno, sin necesidad de traslados. Se trata de una unidad que no se quedará en la base de Herat, donde ya hay instalaciones fijas, sino que saldrá con las patrullas. Un alto mando del Ejército comentaba, a este respecto: “No se puede consentir que se muera un legionario porque no tengamos posibilidad de atenderle en un vehículo desplazado con ellos”.   -Dotaciones de Ingenieros (procedentes, bien de Salamanca, bien de Hoyo de Manzanares), sobre todo destinados a desactivación de minas y explosivos. Hasta ahora, lo están haciendo militares italianos, encuadrados en los efectivos OTAN, y lo hacen bien, pero se prefiere que a partir de ahora sean españoles quienes se encarguen.   -Dotación para un avión CASA de transporte medio, con base en Herat, que permitirá enlazar con normalidad y frecuencia con la capital, Kabul, con la localidad de Qala-i-Now y con la base de los Hércules de la OTAN. Y preparado, en su caso, para evacuaciones.   -Y efectivos de combate. No se sabe si de la Legión, o ahora serán paracaidistas. Irán destinados a Qala-i-Now, la localidad donde las tropas españolas realizan obras públicas de primera necesidad. El problema está siendo que, conforme avanzan en los trabajos, se van alejando del centro urbano, y por tanto las necesidades de seguridad aumentan. Además, no se quiere que pase lo que ocurrió en Bosnia, donde reconstruían un puente y por la noche se lo destruían: habrá que instalar puestos permanentes de vigilancia, cada vez más alejados de la población.