Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las encuestas que maneja UPN revelan que el gobierno foral se decidirá por un puñado de votos: el PSOE quiere “vasconizar Navarra”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Navarra mantiene, en estos momentos, un equilibrio electoral absoluto. Eso reflejan las encuestas que se manejan en Unión del Pueblo Navarro. Sus dirigentes están convencidos de que el gobierno foral se decidirá por un puñado de votos.

Un puñado de votos decidirá quien gobernará Navarra durante los próximos cuatro años después de las próximas elecciones autonómicas de 2007. Según ha podido saber El Confidencial Digital, esta es la principal conclusión que se deriva de los sondeos que maneja la formación presidida por Miguel Sanz.   Destacados representantes de UPN han reconocido a ECD que una pequeña parte del electorado es la que decantará la balanza de un lado o de otro: a favor de los “populares navarros, o a favor de un gobierno socialista de coalición con el apoyo de algún (o algunos) socio regionalista: Aralar, PNV, EA o, incluso, una posible Batasuna legalizada.   Las mismas fuentes señalan que Unión del Pueblo Navarro ya ha diseñado su estrategia, que no es otra sino difundir a los cuatro vientos el plan que le espera a la región tras el desembarco de un ejecutivo socialista-nacionalista: una “vasconización de Navarra” en toda regla, imponiendo un marco educativo y cultural común al del País Vasco.   Algo que, según apuntan desde UPN, estaría en contra de la voluntad de la mayoría de los navarros: “estamos muy preocupados porque un posible gobierno socialista pueda traicionar históricamente a Navarra”, señalan.   UPN da por hecho que un gobierno socialista en Navarra se empeñaría en imponer en la Comunidad Foral una “Confederación o Consejo de Eukal Herria”, dando por satisfechas, de esta forma, las demandas de la banda terrorista ETA. Este sistema sería muy parecido al vigente actualmente en Irlanda, modelo que, por cierto, el presidente del Gobierno ha estudiado muy a fondo.   Esta confederación se apoyaría en una coordinación total de competencias entre los siete territorios que lo compondrían: los tres vasco-franceses, los tres vasco-españoles y Navarra. No obstante, desde UPN apuntan a que este nuevo modelo socialista debería someterse a referéndum y, en estos momentos, “el pueblo navarro no estaría de acuerdo”, aseguran.

·Publicidad·
·Publicidad·