Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así se ven las cosas en el entorno de Rajoy: “Mariano sabe que van a por él y ha decidido que no va a entregar la cabeza sin luchar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Por qué Mariano Rajoy se despachó este fin de semana, en Elche, con una toma de posición tan fuerte, aludiendo a los “doctrinarios”, a quienes quieren imponer el rumbo del PP desde fuera del partido, a determinados medios de comunicación y a que Esperanza Aguirre podía marcharse a un partido liberal? Porque el presidente del PP va a dar la batalla en serio.

Fuentes cercanas a Rajoy consultadas por El Confidencial Digital han resumido así lo que está ocurriendo: “Mariano sabe que van a por él y ha decidido que no va a entregar su cabeza sin luchar”.

El líder del PP, que tiene la impresión de que le están dando bofetadas “desde el minuto uno”, es decir, inmediatamente después del resultado de las generales de marzo, ha concluido que él tiene que responder. Según esas fuentes, “alguien desde fuera quiere echarle y tiene derecho a defenderse”.

Una de las convicciones que tiene es que el Partido Popular ha ido creciendo, en militantes y en votos (como también se manifestó en los resultados de las generales del 9-M), porque ha sabido sumar desde muchos campos ideológicos. Por eso, convertirlo ahora en “un partido liberal” (propuesta patrocinada por Esperanza Aguirre) es retroceder, ir hacia atrás. Su modelo de partido es “un partido de todos”. De ahí la afirmación de que no quiere ponerlo al servicio de “doctrinarios”.

Mariano Rajoy no está dispuesto a que le gobiernen a él, y al partido, desde determinados medios de comunicación, y en concreto desde el diario El Mundo de Pedro J. Ramírez y desde la cadena COPE de Federico Jiménez Losantos.

Considera inadmisible que quienes han deteriorado la imagen del PP, convirtiéndolo en un partido antipático, y metiéndolo en batallas que no eran suyas (como puede ser el caso del 11 M), ahora le digan a él que tiene “la culpa de la derrota en las elecciones”.

Por qué Rajoy mantiene su apuesta

Las fuentes próximas a Rajoy consultadas por ECD explican que se siente tranquilo, “todo lo tranquilo que estás cuando vienen a por ti”. Y añaden que el presidente del Partido Popular mantiene su apuesta (dirigir el partido y ser de nuevo candidato a las generales) por estas razones:

--Porque tengo más votos que antes (el PP ha sumado apoyos en las últimas elecciones).

--Porque sé lo que hay que hacer para ganar. Sé lo que se hizo mal en la campaña.

--Porque tengo un proyecto. Como se ha visto con los nombramientos hechos en el Grupo Parlamentario.

--Porque tengo ganas.

--Y porque me lo han pedido en el partido, algo que alguno olvida.

Sobre esto último, destaca que el Comité Ejecutivo del PP le apoyó para seguir al frente del partido, y lo mismo la Junta Directiva Nacional, “sin una sola excepción”. Y entonces cobran sentido las palabras de Francisco Camps, cuando afirmó: “Le apoyamos todos. Y cuando digo todos, es todos”.

Se le “calentó la boca” al hablar de Esperanza

En cuanto a la frase (que el domingo destacaron todos los periódicos) de que Esperanza Aguirre podía irse, si quería, a un partido liberal, Mariano Rajoy es consciente de que no fue lo más acertado. Reconoce que en el acto de Elche se le “calentó la boca”, y que tenía que haber dicho que Aguirre, si así lo consideraba, podía presentar su candidatura en el congreso de junio.

De todas formas, el líder del PP se disculpa en parte diciendo que el acto del sábado era un mitin, no una conferencia, y que en los mítines a veces se dicen cosas que no se han preparado antes.

Foto: IPA Press

·Publicidad·
·Publicidad·