Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Dos de los tres firmantes de la Constitución lanzan un llamamiento e inician una recogida de firmas contra el “Estatut”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos de los tres firmantes de la Constitución de 1978 han lanzado un manifiesto denunciando los peligros del Estatuto de Cataluña, y han empezado a recoger firmas contra él.

Dos de los tres firmantes de la Constitución de 1978 han lanzado un manifiesto denunciando los peligros del Estatuto de Cataluña, y han empezado a recoger firmas contra él. Tres personas firmaron la Carta Magna: el Rey Juan Carlos y los entonces presidentes del Congreso y del Senado. Estos dos últimos, Antonio Fontán y Fernando Álvarez de Miranda, acaban de lanzar un manifiesto público en defensa de la Constitución de 1978, que además someten a la ratificación de cuantos ciudadanos lo deseen. Los dos promotores del escrito han notificado ya su iniciativa a destacadas personalidades del mundo político y social, pidiéndoles que estampen su firma en el documento, titulado “En defensa de la Constitución de 1978”. Fontán y Álvarez de Miranda destacan el importante papel desempeñado por la actual Constitución en la configuración política de España. Junto con los Estatutos de Autonomía “han demostrado ser un instrumento de cohesión nacional y de progreso”. La Carta Magna -añaden- puede ser enmendada, pero por los mismos cauces y con el mismo consenso que condujeron a su aprobación. Por eso “produce alarma en el cuerpo social” el nuevo Estatuto de Cataluña, “manifiestamente anticonstitucional, y cuya aprobación supondría avalar un intento subrepticio de reforma de la Constitución”. Ante esta inquietante situación, “unas docenas de antiguos políticos y personas de relevancia de los años de la transición han considerado que era deber suyo dirigirse a los diputados y senadores de las Cortes Generales y a la opinión pública en general con estas consideraciones sobre la gravedad y los riesgos de la situación que se ha planteado”.

·Publicidad·
·Publicidad·