Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Quedó en libertad esta semana

Funcionarios de la cárcel de Estremera, a Granados: “Aquí nadie ha llorado por tu marcha”

El personal de la prisión desmiente a su abogado: siempre se mantuvo distante, no tenía amigos, su marcha nos va a ahorrar mucho su trabajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco Granados quedó en libertad el miércoles, tras dos años y medio en la prisión. Una salida que ha sido “celebrada” por los funcionarios de la cárcel de Estremera, que llevaban meses sometidos a una gran presión por su presencia en el establecimiento. Desmienten, además, que haya habido “llantos” por su adiós como afirmó el abogado del ex dirigente del PP.

Francisco Granados, a su salida de la cárcel. Francisco Granados, a su salida de la cárcel.

El pasado 18 de mayo, cuando se concedió a Granados la libertad bajo fianza de 400.000 euros, su abogado, Carlos García Ceca, aseguró a varios medios de comunicación que los funcionarios de la cárcel de Estremera “rompieron a llorar” al enterarse de la decisión del juez.

El letrado afirmó, además, que sus compañeros de módulo le “felicitaron y abrazaron” por la inminente libertad, diciéndole que cuando saliera de la cárcel, iba a dejar “tres grandes amistades”. Unas declaraciones que se han repetido en los últimos días, después de la puesta en libertad de Granados, y que en no han sentado nada bien de puertas adentro en Estremera.

“Aquí nadie ha llorado”

Así lo cuentan a El Confidencial Digital funcionarios de la prisión madrileña, que contestan de forma contundente al abogado de Francisco Granados: “Aquí nadie ha llorado por la salida de su cliente. Más bien lo contrario”.

Los trabajadores de Estremera aseguran que, ni ellos, ni los internos, van a echar de menos al ex dirigente popular, porque, entre otras cosas, “no se ha relacionado demasiado durante este tiempo”.

Añaden que Granados “hablaba poco” con sus compañeros de módulo, y “algo más” con los funcionarios, pero siempre se mostró muy reservado en el largo periodo que ha permanecido preso en la cárcel madrileña.

Los funcionarios, menos presionados

Las mismas fuentes concluyen, por tanto, que Granados no buscó, precisamente, la amistad de los funcionarios o de los internos. Y que, de hecho, su salida ha supuesto un “alivio” para los trabajadores de la prisión, sometidos desde hace tiempo a una gran presión, tanto interna, como mediática, por su presencia en el establecimiento.

En ese sentido, recuerdan que, a raíz de la filtración a la prensa de una fotografía en la que podía verse una carta de Francisco Granados a Esperanza Aguirre, los trabajadores empezaron a ser sometidos a “controles diarios” para evitar más fugas de información.

Desde entonces, tal y como se informó en estas páginas, se buscaron más imágenes, audios, y vídeos captados por los propios funcionarios para que nunca llegaran a la prensa.

Un objetivo para el que no hubo reparos a la hora de revisar efectos personales de los trabajadores, tanto en las taquillas como en sus dispositivos móviles.

Una situación considerada “insostenible” por los propios funcionarios de Estremera, que ahora esperan recuperar la normalidad en su día a día.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·