Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El helicóptero siniestrado en Navarra sí llevaba un bloque de lastre, desmintiendo la versión oficiosa de Defensa: ya se habla de “la maldición de los Cougar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 29 de enero, un helicóptero ‘Cougar’ se precipitó en Navarra. En el accidente fallecieron un sargento y un cabo. Este martes se ha confirmado el deceso de otro de los tripulantes. El helicóptero llevaba un lastre dentro de la nave, contrariamente a lo que ha dicho Defensa. Ya se habla de “la maldición de los Cougar”.

Según fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, existe un gran desencanto en las FAMET por el accidente registrado en Navarra. Son varios los motivos:

--El helicóptero siniestrado pertenecía al batallón Bhelma III. Tenía 1.487 horas de vuelo y el 24 de enero había pasado la última revisión. Se trata, aseguran los expertos, de un periodo de rodaje muy reducido.

--La zona en la que cayó el aparato no presenta accidentes geográficos significativos. A esto hay que sumar que es una zona habitual para vuelos de instrucción. Fuentes conocedoras de lo acaecido aseguran, incluso, que el helicóptero que iba delante no percibió nada extraño: simplemente observó cómo la aeronave se desplomaba.

--Uno de los pilotos accidentados no tenía una experiencia muy extensa de entrenamiento con el ‘Cougar’. El sargento Chamarro había realizado un curso, “a marchas forzadas”, de adaptación a este aparato. Hasta aquella fecha, en la base de Agoncillo no contaban con este modelo. El sargento Chamarro tenía una experiencia de vuelo cercana a las 440 horas, de las cuales algo más de 100 las había realizado en este modelo. El sargento primero Hernando, fallecido, tenía una experiencia cercana a las 2.000 horas, de las cuales más de 1.200 habían sido realizadas en 'Cougar'.

--En las FAMET ha circulado de manera oficiosa que el helicóptero accidentado no llevaba carga. ECD ha podido confirmar que el helicóptero llevaba dentro “un bloque de lastre” que daba más tara a la aeronave para simular una situación real de transporte pesado. Un portavoz oficial de Defensa ha reconocido que llevaba una carga cercana a los 350 kilos de peso en su interior y añade que el peso extra no ha afectado al helicóptero porque "iba sobrado de potencia", añaden.  

--Se recuerda también una crítica que no es nueva: los ‘Cougar’ –explican expertos pilotos del Ejército de Tierra- son más apropiados para otros fines y no para uso militar. Además, se insiste: existe una “sobrecarga” en los programas de preparación de las tripulaciones por el aumento de misiones en el extranjero.

--Llama la atención la “ajetreada” hoja de servicios del helicóptero accidentado. El HU-21 ‘Cougar’, con matrícula del Ejército de Tierra número 654, fue entregado a las FAMET el 1 de abril de 1999 que lo asignó a la Bhelma II de Bétera. La aeronave estuvo, desde mayo de 2005 a julio de 2006, destacado en la Unidad de Helicópteros del Ejército de Tierra en Afganistán. Por aquel entonces, el aparato se convirtió en el único superviviente: era el único modelo operativo tras el 16 de agosto de 2005, fecha en la que fallecieron 17 militares. Semanas más tarde, el Ministerio de Defensa envió dos aparatos más para reforzar el contingente.

Tras lo sucedido, la preocupación entre los pilotos y mecánicos de las FAMET es creciente. Ya se habla incluso de “la maldición de los Cougar”.

Los primeros resultados de la investigación en curso se darán a conocer este mismo miércoles o mañana jueves, a lo más tardar.