Miércoles 07/12/2016. Actualizado 10:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La hemeroteca se vuelve contra De la Vega: prometió aprobar una Ley para anular el juicio sumarísimo contra Companys

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

María Teresa Fernández de la Vega aseguró tras el Consejo de Ministros celebrado el pasado día 2 de noviembre, que con la Ley de memoria Histórica se salda aquella vieja deuda. Los periódicos de hace tres años demuestran que ha incumplido su promesa.

El pasado 2 de noviembre Maria Teresa Fernández de la Vega declaró que ni ella ni el Ejecutivo Zapatero se habían comprometido a anular los consejos de guerra de franquismo. Así dio por zanjada la petición formulada por Esquerra Republicana tres años atrás, para rehabilitar la figura de Lluís Companys, presidente de la Generalitat fusilado por las autoridades franquistas en 1940 tras un consejo de guerra. La vicepresidenta alegó que con la aprobación de la Ley de Memoria Histórica el Gobierno daba por concluido su compromiso de rehabilitar memoria de Comnpanys.

Sin embargo, la hemeroteca se ha vuelto, en esta ocasión, contra la vicepresidenta. El 16 de octubre de 2004, justo hace tres años, diversos medios de comunicación como El Periódico de Cataluña o La Vanguardia titularon: “El Gobierno anuncia una ley para anular juicios como el de Companys”. La noticia coincidió con el 64 aniversario de la muerte del líder político y explicaba la intención del Gobierno de aprobar una ley en ese sentido.

El anuncio, según los periódicos, lo hizo la propia vicepresidenta también tras un Consejo de Ministros en La Moncloa y, después, en el Palau de la Generalitat. Según sus palabras, “una comisión trabajará desde el lunes en la elaboración urgente de este proyecto”.

En el artículo también se puede leer cómo el Consejo de Ministros adoptó aquella decisión tras estudiar un informe jurídico del entonces ministro de Justicia, Juan Fernando Fernández Aguilar, en el que se señalaban las dificultades jurídicas de revisar sentencias de aquel tipo. Fernández de la Vega salió incluso al paso de aquel obstáculo, diciendo que se solucionarían conjugando “los valores constitucionales y de justicia porque se trataba de revisar de nuevo la cosa juzgada”.

Esta tarea la asumió la comisión interministerial creada el 10 de septiembre anterior para estudiar la situación de las víctimas de la guerra civil y el franquismo, que se reunió precisamente por primera vez aquel lunes, y a la que la propia vicepresidenta, que la presidió, le había encomendado dicha tarea como prioridad.

La encomienda, explicó, es un encargo aprobado por el Pleno del Congreso el 28 de septiembre de 2004, a raíz de una iniciativa parlamentaria promovida por Esquerra Republicana, y que contó con el voto favorable del Grupo Socialista en el Congreso para anular dicha condena de muerte, tal y como se desprende del texto final aprobado.

Precisamente, no haber anulado sentencias como la del Lluís Companys ha sido una de las razones por las que Esquerra rechazó recientemente la Ley de Memoria Histórica.