Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Cuatro expertos en islamismo denuncian el “boicot” del Club de Madrid por su oposición a la “alianza de las civilizaciones” de Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hoy comienza la Cumbre Internacional sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad, organizada por el Club de Madrid. Según ha podido saber ECD, Yigal Carmon, David Horowitz, Daniel Pipes y Dat Yeor, cuatro expertos de renombre internacional, han denunciado un sutil “boicot” por parte de la organización al no “encajar” sus tesis con la propuesta sobre una “alianza de las civilizaciones” de Zapatero.

Hoy comienza la Cumbre Internacional sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad, organizada por el Club de Madrid. Según ha podido saber ECD, Yigal Carmon, David Horowitz, Daniel Pipes y Dat Yeor, cuatro expertos de renombre internacional, han denunciado un sutil “boicot” por parte de la organización al no “encajar” sus tesis con la propuesta sobre una “alianza de las civilizaciones” de Zapatero.

 

Madrid acoge esta semana una cita internacional de gran relevancia, que organiza el denominado Club de Madrid. Esta institución, promovida por el financiero Diego Hidalgo Schnur –cofundador y miembro del Consejo de Administración de Prisa y consejero de la Fundación Santillana y de Sogecable-, se ha marcado como objetivos el fortalecimiento y la promoción de la democracia en el mundo apoyándose en la experiencia de sus miembros: ex Jefes de Estado y de Gobierno democráticos.

 

Fundada en 2002 en la capital de España, este selecto club se autodefine como una “consultora para la democracia” que facilita asesoramiento de sus miembros a otros líderes, y proporciona apoyo estratégico y asistencia técnica a gobernantes e instituciones que trabajan en procesos de transición y consolidación democráticas.

 

Coincidiendo con el primer aniversario de los atentados del 11-M, el Club de Madrid ha organizado una conferencia internacional que pretendía reunir a especialistas –“de todas las tendencias”, aseguran- en el fenómeno del terrorismo global. Las conclusiones se publicarán el 11 de marzo y darán cuerpo a lo que se llamará “la Agenda de Madrid”: una serie de pautas y recomendaciones que podrán ser utilizadas como guía para los gobiernos en la respuesta democrática al terrorismo.

 

El Confidencial Digital ha podido recoger, sin embargo, las quejas de hasta cuatro estadistas de alcance internacional, reconocidos mundialmente por sus aportaciones en temas de terrorismo, que acusan a la organización de haberles dificultado sutilmente su asistencia estos últimos días y haber recibido incluso algún tipo de consignas sobre el contenido de sus ponencias.

 

Los afectados parecen tener un denominador común: su sintonía con la política exterior norteamericana. Y son los siguientes:

 

-- Yigal Carmon: Director de The Middle East Media Research Institute (MEMRI), un prestigioso observatorio sobre Oriente Medio. Carmon y la subdirectora de este organismo estaban invitados a las conferencias. Hace unas semanas se les informó de que no se les pagaría ni el viaje a España ni la estancia en Madrid.

 

Finalmente y a pesar de las trabas de la organización, Yigal Carmon y su acompañante han decidido desplazarse a nuestro país y alojarse en la casa de unos amigos en la zona residencial de Somosaguas. También les acompañará el secretario del MEMRI, cuya asistencia había sido vetada en un primer momento por el Club de Madrid.

 

-- David Horowitz: Intelectual, ex comunista, ahora firme defensor de corrientes neoliberales, trabaja para la Administración Bush. Este analista asegura haber recibido un fax de la organización con la petición expresa de que evitara una serie de expresiones y términos en su intervención: en vez de “terrorismo islamista” debía hablar de “terrorismo internacional”. Horowitz ha declinado finalmente la propuesta de participar en la Cumbre.

 

-- Daniel Pipes: Creador del Middle East Forum, era considerado hasta el 11 de septiembre como un “extremista” por acusar “contra toda evidencia” a los islamistas de haber perpetrado el atentado de Oklahoma de abril de 1995. Los atentados de Nueva York y Washington lo convirtieron, sin embargo, en una especie de profeta.

 

A partir del 12 de septiembre, el Wall Street Journal le ofrece una página entera para sus comentarios. Escribe también en Washington Post, New York Times, Los Angeles Times, Jerusalem Post y unos sesenta diarios, sin olvidar publicaciones como Commentary, Atlantic Monthly, Foreign Affairs, Harpers y New Republic.

 

Pipes recibió una invitación del Club de Madrid sin fijarle un día en concreto, en modo tal que debió reservar toda esta semana para su desplazamiento a España. La organización ha llegado a cambiarle después hasta cuatro veces el día de su conferencia. La última variación ha provocado que Daniel Pipes haya cancelado su viaje a España, optando por pasar la semana en Italia. De ahí se dirigirá a París y, finalmente, a Londres.

 

Personas de su entorno han dejado entrever, además, la existencia de consignas procedentes de la organización sobre lo que podía o no podía tratar en su exposición.

 

-- Dat Yeor: es una musulmana que se ha visto obligada a salir de Egipto por su postura crítica contra el Islam. Ahora reside en Europa como refugiada tras haber recibido varias amenazas de muerte. Firme detractora de la “alianza de civilizaciones”, fue invitada desde el primer momento a la Cumbre.

 

Finalmente, Yeor ha decidido no participar en el evento pues la organización le ha hecho saber que no podrá disponer de ningún tipo de seguridad personal y que no se hace responsable de su integridad.

 

Algunos expertos que han seguido de cerca la organización de este simposio han asegurado a este confidencial que el objetivo del Club de Madrid podría ser contar con un buen número de académicos que avalen las conclusiones oficiales que se van a derivar de la comisión parlamentaria sobre el 11-M.

 

Según afirman estos expertos, se pretende dar carta de naturaleza a ideas como que el terrorismo islamista es consecuencia de la pobreza, de la política agresiva de Estados Unidos contra el mundo árabe, o que el 11-M fue culpa de la errada política exterior de José María Aznar.

 

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con el Club de Madrid para conocer su versión de los hechos. La institución remite a un gabinete de prensa que asegura desconocer la existencia de las circunstancias apuntadas. Sólo ha puntualizado que el evento no tiene carácter político y también han sido invitadas a participar personalidades como Ana de Palacio y Eduardo Serra.

 

ECD ha pedido entonces entrar en contacto con los responsables de la Cumbre, pero la periodista ha reconocido formar parte de un gabinete de comunicación externo al Club de Madrid y que no le ha sido posible localizar en todo el día de ayer a ningún miembro de la organización.

·Publicidad·
·Publicidad·