Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Por qué la izquierda abertzale no organiza tantos actos callejeros tras la ruptura de la tregua: evitan ser fichados y que alguien componga el ‘puzzle’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hasta el fin de la tregua decretada por la banda terrorista ETA, la izquierda abertzale salía casi a diario a las calles del País Vasco para hacer públicas sus reivindicaciones. Manifestaciones o mítines, muchos de ellos, prohibidos, era, la tónica habitual. Sin embargo, tras la ruptura del alto el fuego, los abertzales apenas intervienen. Expertos antiterroristas explican por qué.

La izquierda abertzale prodigaba sus actos públicos en las calles durante la tregua que rompió el pasado 6 de junio. Las principales arterias del País Vasco y Navarra eran el escenario habitual de concentraciones, manifestaciones y mítines de los militantes y simpatizantes abertzales. Asimismo, las acciones de ‘kale borroka’ eran bastante frecuentes durante ese tiempo. Efectivamente, estos hechos eran muy criticados y se pedía desde muchos ámbitos “mano dura” del Gobierno contra estas acciones.

Ahora, cuando se acaba de cumplir un mes de la ruptura de este alto el fuego, estas acciones ‘públicas’ por parte de la izquierda abertzale se han visto reducidas considerablemente, hasta su casi total desaparición.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de la lucha antiterrorista, este hecho tiene una explicación: los abertzales “no quieren que ahora se les controle”. Es conocido que en los actos públicos, estas personas vinculadas a la izquierda abertzales son fotografiadas y grabadas en vídeo. Pasan a ser, pues, rostros y caras fichados. Y ahora, cuando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están persiguiendo con mayor dureza y contundencia a los ambientes más cercanos a ETA, nadie quiere exponerse.

La izquierda abertzale quiere ahora evitar que la Policía componga el ‘puzzle’. Así, razonan estas fuentes de la lucha contra ETA, son meses de ‘perfil bajo’, de acciones puntuales con pasamontañas y golpes esporádicos: se evita en los posible las exposiciones incómodas.