Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La policía está midiendo las radiaciones ionizantes del superordenador “Clara” por los casos de cáncer pero ahora preocupa el gas radón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Sierra de Guadarrama es una de las zonas de España donde hay mayores emanaciones de este gas radiactivo, insípido, invisible e inoloro. Expertos y técnicos llevan dos semanas analizando las instalaciones policiales y haciendo mediciones de radiaciones ionizantes.

El Ministerio del Interior se ha tomado en serio el problema que afecta a varios funcionarios que trabajan en el centro de proceso de datos que el Cuerpo Nacional de Policía tiene en la madrileña localidad de San Lorenzo de El Escorial.   Varios facultativos llevan dos semanas haciendo mediciones de radiaciones ionizantes en estas instalaciones de la Policía en las que trabajan unas 250 personas. Es la propia Dirección General la que ha puesto los medios y el personal para que se realice una exhaustiva investigación sobre los casos de cáncer que se han manifestado en esas dependencias.   El sistema de medición se hace con unos aparatos especiales que están analizando los espacios situados entre los terminales de ordenador de todo el edificio así como entre las torres de procesos de datos.   La investigación ha sido bien acogida por el personal que trabaja en este centro y, de hecho, el ambiente de trabajo no se ha deteriorado a pesar del fallecimiento de cinco agentes por cáncer y de haberse diagnosticado esta misma enfermedad a otros siete.   Fuentes policiales han informado a El Confidencial Digital que la preocupación entre los expertos no llega solo del ordenador “Clara” sino también de la alta concentración de emisiones radiactivas de gas radón que hay en toda la zona, provenientes en su mayoría de la Sierra de Guadarrama.   Se dice textualmente a ECDque “el Clara se queda pequeño al lado del gas radón”. Este gas es radiactivo, inoloro, insípido e invisible. Pero sólo en Estados Unidos causa la muerte, según algunos estudios, de 20.000 personas al año afectadas de cáncer de pulmón. La abundancia de granito en toda la zona de El Escorial e inmediaciones, y las viviendas de planta baja, favorecen las altas concentraciones de esta sustancia.   El Ministerio del Interior se ha comprometidoa hacer públicos los resultados de la investigación una vez haya concluido. Un asunto que, por ejemplo, los sindicatos del cuerpo no han querido utilizar en contra de los mandos políticos y policiales. De hecho se ha producido el efecto inverso. La Secretaría de Estado de Interior ha pedido a alguna central sindical que les facilite los datos de estudios e investigaciones previas que ya se habían realizado.   El superordenador “Clara” empezó a trabajar en El Escorial en el 2002 sustituyendo a “Berta”. Ocupa dos muebles de 1,80 metros de altura, guarda los datos por duplicado y está programado para que, en caso de que uno de los muebles fallara, funcione el otro automáticamente.