Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La “nueva vida” de la ex ministra de Exteriores, Ana Palacio: con Albright y el mundo árabe, de la mano del “think tank” que preside

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ana Palacio se encuentra actualmente en una reunión restringida de antiguos Ministros de Asuntos Exteriores organizada por Madeleine Albright para reflexionar sobre cuestiones de actualidad, entre ellas, Oriente Medio. De Palacio ha sido nombrada recientemente presidenta del East West Institute (EWI), una fundación que nació en 1980 para promover la democracia en los países de Europa Central y Oriental, y que –según ha podido saber El Confidencial Digital- trata ahora de extender su radio de acción a los países del Mediterráneo Sur y Oriente Medio.

Ana Palacio se encuentra actualmente en una reunión restringida de antiguos Ministros de Asuntos Exteriores organizada por Madeleine Albright para reflexionar sobre cuestiones de actualidad, entre ellas, Oriente Medio. De Palacio ha sido nombrada recientemente presidenta del East West Institute (EWI), una fundación que nació en 1980 para promover la democracia en los países de Europa Central y Oriental, y que –según ha podido saber El Confidencial Digital- trata ahora de extender su radio de acción a los países del Mediterráneo Sur y Oriente Medio.

 

El EWI es un “think tank” que tiene su origen en las filas del partido demócrata estadounidense. Se fundó en 1980 y enseguida se unieron a él personas del arco parlamentario opuesto. Se financia con donaciones privadas provenientes tanto de personas afines a los demócratas como a los republicanos, y con dinero público de los gobiernos de Suecia y Noruega. En el año 2000, al entrar en el Gobierno, abandonaron sus cargos en el Consejo el Vicepresidente Cheney y la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

 

La finalidad principal con la que nació el EWI era apoyar los movimientos de democratización de los países del Bloque de la Unión Soviética. Tras la caída del Muro de Berlín, el EWI comienza a trabajar en la formación y promoción de los nuevos líderes democráticos de los países del Este de Europa. El EWI también ha participado en la pacificación y el impulso democrático en los Balcanes y ha mantenido un papel importante en las recientes “revoluciones democráticas” de Georgia y Ucrania.

 

Una de las características del EWI es que no sólo se dedica a la publicación de estudios e investigaciones sino que centra sus esfuerzos en el “do tank”, bajar al terreno de la acción política y social.

 

El EWI quiere abrir ahora un nuevo frente de acción en el Mediterráneo Sur y en Oriente Próximo. Ya trabaja en el impulso de la paz en el conflicto entre Israel y Palestina. Actualmente está asesorando a los líderes de ambos países en la retirada de Gaza, encauzando la transferencia de los polos industriales israelíes que fueron creados por los judíos que viven en esta región y que ahora deben abandonarla.

 

Se trata de una fundación que actúa como un “iceberg”, el grueso de su trabajo de reflexión y acción la mayoría de las veces pasa inadvertido. Es una organización con un gran poder en las relaciones internacionales, pero opta por un “perfil bajo” de cara a los medios de comunicación.

 

El papel que jugará a partir de ahora la ex ministra de Exteriores del Gobierno Aznar en esta organización tiene mucho que ver con su conocimiento de estas naciones del Mediterráneo Sur y Oriente Medio, y las relaciones que aún mantiene con líderes políticos y sociales de esta parte del mundo.

 

El Confidencial Digital ha podido saber que en el proceso de selección que recientemente ha llevado a cabo el EWI para escoger a su nuevo presidente, Ana Palacio ha competido con varios ex altos mandatarios europeos. El EWI se puso en contacto previamente con ella y le pidió autorización para la presentación de su candidatura.

 

Este confidencial también ha tenido conocimiento, por fuentes cercanas a la ex ministra, de que antes de que acabe el presente mes, ya estará trabajando directamente en el diseño de los nuevos programas.