Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los dos grandes partidos nacionales manejan información reciente que constata un trasvase de votos del PSOE hacia IU y la formación de Rosa Díez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los nervios están a flor de piel tanto en Ferraz como en Génova. Los últimos datos que están llegando a las sedes nacionales de PSOE y PP tienen la culpa: se está produciendo un lento pero inexorable trasvase de votos hacia IU y Unión Progreso y Democracia.

El Confidencial Digital ha podido confirmar, a través de fuentes políticas directas, que tanto los socialistas como los ‘populares’ están manejando en estos momentos información “muy actualizada”, que recoge el sentir de los ciudadanos. Se trata de análisis renovados cada día, cada jornada.

Estos informes son calificados como de gran credibilidad porque no están ‘cocinados’: son el fruto de cotejar exploraciones en bruto, con muchas variables y de muy diverso tipo. De hecho, atendiendo al contenido de esas noticias, los partidos fijan las directrices y consignas que deben lanzar en estos últimos días de campaña.

Pues bien. Los análisis más recientes llegados a Ferraz y Génova constatan que Izquierda Unida, que se encontraba muy abajo en las encuestas publicadas hace una semana, está subiendo lenta pero inexorablemente cada día que pasa. En pocos días ha subido cuatro décimas.

Además, se ha detectado un importante crecimiento en el número de adhesiones a Unión Progreso y Democracia, el partido que lidera Rosa Díez. Las fuentes consultadas sostienen que los informes recibidos permiten concluir que esta formación ya parece tener asegurado un escaño pero no se descarta que la tendencia alcista de esta recta final de campaña les lleve hasta un segundo diputado.

Algunos analistas justifican el giro reciente en el discurso de Rodríguez Zapatero hacia temas como el 11-M y la guerra de Irak atendiendo a estos dos datos que circulan entre el comité de campaña del Partido Socialista: el objetivo prioritario ahora no es sólo movilizar a los votantes socialistas sino “robarles” espacio a las dos formaciones de izquierda en ascenso.