Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Unos 5.000 oficiales de las Fuerzas Armadas deben decidir, antes del 31 de marzo, si se integran en el nuevo Cuerpo General o se marchan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El jefe del Mando de Personal (Maper) del Ejército de Tierra, José María Fernández Bastarreche, está realizando una gira por varios acuartelamientos españoles para calmar a los oficiales afectados. Antes del 31 de marzo tendrán que decidir si se integran o no, pero Defensa se retrasa en promulgar la Orden Ministerial que lo regula.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, Fernández Bastarreche y miembros del departamento que dirige están realizando una serie de visitas a varios enclaves militares para explicar la situación. La orden de la gira proviene del Gabinete del Jefe del Estado Mayor del Ejercito de Tierra, General de Ejército Carlos Villar Turrau.

Este martes, sin ir más lejos, el Maper tiene previsto reunirse con personal de las escalas afectadas en el Cuartel General del Ejército, en Madrid, para exponer las condiciones y efectos de la incorporación de la Escala de Oficiales y la Escala Superior de Oficiales en la única Escala de Oficiales que contempla la nueva Ley de la Carrera Militar.

Actualmente, el Ministerio de Defensa está incumpliendo la normativa sobre los plazos para llevar a cabo la integración. En primer lugar, el pasado 31 de enero, debía haber promulgado la Orden Ministerial sobre este proceso. Después, el primer borrador del plan de estudios de este curso de capacitación para la nueva Escala tenía que haberse conocido el pasado 15 de febrero. Por último, la versión final de este plan debería conocerse el próximo 15 de marzo.

Los más de cinco mil militares afectados –de Tierra, Aire y Armada- deberán decidir antes de final de mes si se integran en la nueva estructura. Sin embargo, por culpa del anunciado desajuste del calendario, todavía no han podido conocer las exigencias de Defensa.

El Proyecto de Orden Ministerial que más posibilidades tiene de recibir el visto bueno oficial establecería que el curso de capacitación cuya conclusión está prevista para finales de junio pueda tener una duración máxima de 35 semanas, en dos fases: formación a distancia y presencial, en la que se dará prioridad a la instrucción en presente. Defensa baraja obligar a realizar este periodo de instrucción a los capitanes con más de siete años en el empleo.

Por último, hay que destacar que los oficiales de las Fuerzas Armadas no perderán su condición hasta el 30 de junio de 2009, fecha hasta la que se mantienen las actuales escalas. El 1 de julio será efectiva la integración de los militares afectados en el nuevo Cuerpo General del Ejército.