Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El tribunal de la oposición a la carrera diplomática sorprende a Exteriores y no sigue las consignas del Ministerio en el temario a 'cantar' en la primera prueba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sorpresa en el primer ejercicio de la oposición que permite acceder a la carrera diplomática. Tras la polémica surgida por los cambios ideológicos del temario, el tribunal ha diseñado un primer examen en clave totalmente opuesta a las indicaciones ministeriales.

Los casi 400 opositores a la carrera diplomática no salían de su asombro el sábado 27 de mayo. Tenían ante sí la primera entrega de la prueba de acceso y nada más opuesto a las orientaciones realizadas desde Exteriores sobre el temario que debían estudiar y ‘cantar’.   Como ya se denunciara meses atrás desde estas páginas, dos meses antes de la convocatoria el Gobierno decidió cambiar por sorpresa el 80% de los temas de la prueba, aplicándoles un marcado sesgo ideológico. Embajadores con muchos años de ejercicio profesional no daban crédito a lo sucedido. En el Ministerio de Asuntos Exteriores se llegó a hablar abiertamente de “pucherazo”, pues nadie registró ni una sola de las tradicionales consultas que suele acompañar cualquier modificación .   Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, el planteamiento que presentaba primer ejercicio de este concurso oposición ha sido considerado en Exteriores como una especie de insumisión, un mensaje de firmeza de los convocantes, frente a la maniobra de un sector del Ministerio que ha puesto en alerta a veteranos profesionales de la diplomacia.   Quienes han podido analizar el ejercicio mencionado desde el departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos atestiguan que se trataba de una prueba razonable, un examen muy bien articulado y sensato. Un ejemplo: la cuestión que debían desarrollar los opositores versaba sobre un artículo periodístico que planteaba si Rusia, un país sospechoso de violar los Derechos Humanos, debe presidir el Consejo de Europa.