Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“No permitáis que esta asamblea la gane PRISA” o cómo Polanco estuvo presente en la reelección de Llamazares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La frase fue pronunciada el pasado fin de semana por Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda (Sevilla), durante la convulsa VIII Asamblea Extraordinaria de la que salió reelegido Gaspar Llamazares como coordinador general de IU. El Grupo PRISA parece que también estuvo presente en el acto.

La frase fue pronunciada el pasado fin de semana por Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda (Sevilla), durante la convulsa VIII Asamblea Extraordinaria de la que salió reelegido Gaspar Llamazares como coordinador general de IU. El Grupo PRISA parece que también estuvo presente en el acto. Según han relatado a ECD testigos presenciales, la asamblea federal del pasado fin de semana resultó un tanto agitada. Lo más llamativo para algunos presentes fue precisamente “la participación” del grupo PRISA en el acto, lo que provocó que el alcalde de Marinaleda se expresara en los términos ya referidos durante la presentación de su lista. Sánchez Gordillo hacía referencia a las denuncias de un sector de la federación que ha acusado a Gaspar Llamazares de una especial sintonía con el grupo mediático que consideran afín al PSOE. Un Llamazares que sacó un 49%, como es por todos sabido, gracias a una enmienda ganada a última hora y que le permitió reconfigurar una mayoría para salir elegido. Esa enmienda, objeto de toda la polémica relacionada con esta asamblea, permitió, a juicio de los opositores de Llamazares, entrar en la elección a los coordinadores regionales que apoyan mayoritariamente al actual líder. Hay que decir que en el reglamento congresual debatido y aprobado previamente, concretamente el viernes día 10, no se aludía en absoluto a esta posibilidad. El principal damnificado por la situación, Enrique Santiago, presentó hasta cuatro propuestas para desbloquear la situación en una reunión en la que Llamazares se mostró bastante taciturno. Ninguna fue aceptada por el entorno de Gaspar Llamazares. Al final, y para evitar enfrentamientos irreconciliables, Enrique Santiago decidió con los suyos no presentar candidatura. Ninguno de los opositores al actual coordinador general quiso hacer uso, sorprendentemente, de la norma que obligaba a Llamazares a obtener un refrendo de al menos el 60% de los presentes para salir reelegido al presentarse otra vez al cargo, como señalan los estatutos. La explicación que circula al respecto es que eso hubiera obstruido aún más el ya de por sí difícil proceso.