Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La policía municipal vasca recibe con retraso los nuevos trajes ignífugos contra los cócteles molotov de la ‘kale borroka’ por culpa del diseño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ayuntamiento de Bilbao habilitó en diciembre de 2006 una partida de 108.000 euros para “comprar” estos trajes después de que un grupo de radicales intentara quemar vivo a un agente en Bilbao en noviembre pasado. La prueba de fuego de su eficacia será en las próximas fiestas de Bilbao.

A raíz de aquel grave incidente, registrado el pasado 10 de noviembre en el Casco Viejo de Bilbao, que se saldó con la detención de cinco supuestos implicados, y de otro episodio anterior en el que un guardia recibió el impacto de un 'cóctel molotov' en la espalda, la Policía local decidió adquirir 400 buzos –nombre técnico con el que se los denomina- preparados ante un posible ataque con fuego. El incidente, confirman fuentes de este cuerpo policial a El Confidencial Digital, les hizo sentirse, de nuevo, objetivo.

Los anteriores uniformes, se explica, eran muy inflamables y desde la Concejalía de Seguridad se habilitó el dinero para nuevo material. “Un incidente como aquel- señalan estas fuentes- creó mucha alarma social. Si no lo hubieran salvado los vecinos, el agente hubiera muerto tras ser quemado vivo”. Pero los trajes no han llegado.

Aunque muchos lo comentan con bromas, el principal escollo ha sido encontrar un diseño adecuado para el modelo. “Las empresas del sector no fabricaban uniformes ignífugos para policías locales y, por tanto, no disponían del conjunto negro y verde fluorescente de los 'municipales'. Debían elegir entre el buzo que lleva la Ertzaintza o el que viste la Guardia Civil. Finalmente, la Policía bilbaína lucirá un traje azul oscuro con la parte superior en color fluorescente”. Hace un par de semanas, llegaron los primeros equipos a la comisaría central. Ahora el tema a debatir es el uso que debe darse a estos trajes ya que no hay ninguna norma al respecto. En un principio, están pensados para que los agentes lo utilicen el fin de semana en los dispositivos antibotellón en Deusto y el Casco Viejo. Las próximas fiestas de Bilbao servirán de prueba.