Sábado 02/07/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Reacción de Moncloa: Rajoy obtiene el respaldo de PSOE y Ciudadanos para bloquear la ruptura con España

El nuevo presidente de la Generalitat tiene 30 días para lanzar la República catalana frente a un Gobierno en funciones

Carles Puigdemont fija como prioridad en ese plazo la tramitación de las leyes del proceso constituyente, de Seguridad Social y de Hacienda Pública, desobedeciendo al Tribunal Constitucional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no ha demostrado grandes cambios en su discurso respecto al que realizó Artur Mas el pasado 9 de noviembre, en el primer debate de investidura: mismas prioridades de Gobierno, aunque diferente cara para llevarlas a cabo.


Artur Mas (de espaldas) abraza a Carles Puigdemont, poco antes de comenzar el pleno de investidura en el Parlament. Artur Mas (de espaldas) abraza a Carles Puigdemont, poco antes de comenzar el pleno de investidura en el Parlament.

Puigdemont ha asegurado, por tanto, que sigue en vigor la declaración de independencia, que marca el inicio del proceso de desconexión con España en 18 meses. “Tenemos un trabajo ingente, sin dilación y sin miedo”. Y se ha presentado como “presidente de todos los catalanes”.

Ha adelantado que su Gobierno tendrá la misión de “negociar con el Estado español” y con las autoridades europeas la constitución de un Estado en Cataluña. Cuenta –ha declarado- con Artur Mas, entre otros, para esta misión.

30 días para impulsar la República catalana

La resolución independentista catalana, aprobada el pasado 9 de noviembre con 72 votos a favor y 63 en contra, prevé iniciar en el plazo de treinta días “la tramitación de las leyes del proceso constituyente, de Seguridad Social y de Hacienda Pública”.

Se trata, añade el texto, de hacer posible “el proceso de desconexión democrática” de España y se advierte que no se hará caso a las decisiones que adopten las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional”, “deslegitimado” desde que dictó la sentencia del Estatut en 2010.

La propuesta de desconexión con el Estado fue suspendida de forma fulgurante el pasado 11 de noviembre por el Constitucional, horas después de ser recurrida por el Gobierno. Después, esa suspensión provisional se transformó en nulidad definitiva, aprobada por unanimidad tras la votación realizada el 1 de diciembre por los 11 magistrados que componen el tribunal.

Perdón por el “espectáculo poco edificante”

El candidato a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido perdón a los ciudadanos que estén estupefactos por los obstáculos de las negociaciones postelectorales, que ha tachado de espectáculo poco edificante: “Hemos dejado que demasiada gente sufriera después de haber votado”.

Así ha empezado este domingo su discurso de investidura, de apenas unos cincuenta minutos, y tras el cual han tomado la palabra todos los grupos con representación en el Parlament, y el candidato les replicará, antes de la votación que le convierta definitivamente en presidente. Puigdemont ha reconocido que no se esperaba ser candidato, pero ha apostillado: “No es época para cobardes”.

Centenares de personas le han recibido a él y al resto de diputados a la entrada del Parlament con esteladas y clamando “Independència”, para celebrar el acuerdo Junts pel Sí-CUP que ha convertido a Puigdemont en candidato.

El pleno de investidura es inédito: se celebra en domingo y a pocas horas de que finalice el plazo máximo para investir un presidente, ya que por ley acaba la próxima medianoche.

Desafío independentista a un Gobierno en funciones

El Gobierno en funciones tiene limitadas sus actuaciones políticas, pero dispone de plena capacidad para tomar las decisiones jurídicas que sean necesarias con el fin de garantizar el cumplimiento de la ley y de la resolucion del Constitucional que anuló la declaración independentista del Parlament.

En el escenario, por tanto, de que el nuevo Gobierno presidido por Puigdemont, tal y cómo ha avisado ya durante su discurso de investidura, o el Parlamento catalán impulsen el desarrollo de la resolución independentista, el Ejecutivo central puede tomar medidas urgentes.

Apelar de nuevo al Tribunal Constitucional en ejecución de sentencia o activar el artículo 155 de la Constitución para abortar cualquier intento de mantener vivo el proceso de ruptura con España.

Rajoy ordena responder a cualquier vulneración de la ley

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha comparecido este domingo en La Moncloa para prometer que cumplirá con su obligación de velar por el cumplimiento de la ley y de la Constitución ante el desafío soberanista.

“Tenemos más instrumentos que nunca para defender nuestra unidad, las principales fuerzas políticas estamos de acuerdo en ello", ha dicho Rajoy, quien ha explicado que ha dado instrucciones para que cualquier actuación que adopte el nuevo Govern que suponga la vulneración de la Constitución y del ordenamiento jurídico tenga la respuesta del Estado de derecho.

Rajoy ha desvelado que ha hablado con el líder socialista, Pedro Sánchez, y con el de Ciudadanos, Albert Rivera, que le han dado su respaldo para que vele por que se respete la ley, y espera hacerlo este lunes con el de PodemosPablo Iglesias.