Miércoles 25/05/2016. Actualizado 13:40h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pacto inesperado de Junts Pel Sí y la CUP tras el “paso al lado” de Artur Mas

El nuevo presidente de la Generalitat prometió expulsar a los “invasores” de una Cataluña independiente

Carles Puigdemont, hasta ahora alcalde de Gerona, será jefe del Ejecutivo. Es uno de los investigados por la Audiencia Nacional por haberse sumado a la declaración independentista del Parlament del 9 de noviembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pacto ‘in extremis’ para elegir al nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña. Apenas un día y medio antes de que se cumpliera el plazo legal que obligaba a volver a convocar elecciones al Parlament, los partidos independentistas han llegado a un acuerdo que pasa por no investir a Artur Mas, sino al actual alcalde de Gerona, Carles Puigdemont.

Artur Mas y Carles Puigdemont conversan en el Parlament. Artur Mas y Carles Puigdemont conversan en el Parlament.

El acuerdo entre Junts Pel Sí y la CUP se ha despejado al aceptarse la exigencia de los anticapitalistas, que se negaban a colocar al frente del gobierno catalán a Artur Mas. El límite para llegar a un acuerdo era este fin de semana, ya que la ley obligaba al presidente en funciones a volver a disolver el Parlament y convocar elecciones previstas para el 6 de marzo.

Este sábado, las fuerzas secesionistas han vuelto a reunirse y han llegado a un acuerdo. El presidente de la Generalitat será Carles Puigdemont, actual alcalde de Gerona por Convergència i Unió y que fue el número tres de Junts Pel Sí en las elecciones autonómicas del 27 de septiembre por su provincia.

Junts Pel Sí ha propuesta como recambio a Mas a Puigdemont, y los anticapitalistas de la Candidatura d'Unitat Popular han aceptado su nombre. El alcalde de Gerona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia es un reconocido soberanista, uno de los más entusiastas partidarios dentro de Convergència.

Hace casi tres años, Puigdemont participó en un acto de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en Gerona. Allí, citó a un periodista gerundense, Carlos Rahola, fusilado durante la Guerra Civil por el bando nacional: “Los invasores serán expulsados de Cataluña, como lo fueron en Bélgica, y nuestra tierra volverá a ser, bajo la República, en la paz y el trabajo, señora de sus libertades y sus destintado, ¡viva Girona y viva Cataluña libre!”.

Estas alusiones a la “expulsión” de los “invasores” cuando Cataluña, si llegaba a ser independiente, se convertía en una república soberana, provocó un gran revuelo. Desde el Partido Popular, el portavoz Enric Millo declaró que Puigdemont había entrado en una “deriva enloquecida”, y esa soflama radical hacía que mereciera ser declarado “persona non grata” para los intereses de los catalanes.

Independentista convencido

Ademas, el Ayuntamiento de Gerona que hasta ahora dirigía Puigdemont es uno de los investigados por la Audiencia Nacional por haberse sumado a la declaración independentista del Parlament del 9 de noviembre. Desde el pasado verano, ostenta la presidencia de la Asociación de Municipios para la Independencia (AMI).

Lejos de arredrarse, al recibir el requerimiento de la fiscalía, Puigdemont aseguró que volverían a aprobarla de nuevo. Convencido independentista, en su juramento como alcalde en las pasadas elecciones municipales usó la polémica fórmula propuesta por la AMI: “Anuncio que quedo a disposición del nuevo Parlamento, del presidente y del Gobierno de la Generalitat de Catalunya que surja de las elecciones del 27 de septiembre de 2015 para ejercer la autodeterminación de nuestro pueblo y proclamar, junto con todas nuestras instituciones, el estado catalán libre y soberano”.

Mas no confirma si será “conseller en cap”

Artur Mas ha comparecido en el Palau de la Generalitat para anunciar el acuerdo adoptado. El actual presidente en funciones ha explicado que el Parlament de Cataluña investirá al candidato que él propone: el alcalde de Gerona, Carles Puigdemont.

Lo que Mas no ha llegado a confirmar es la información de que el pacto contempla también que él mismo ocuparía un nuevo cargo en el gobierno catalán. Sería “conseller en cap” (consejero en jefe), es decir, el número dos tras Puigdemont, según ha había filtrado a lo largo de la tarde.

Pero Mas se ha limitado a decir que él estará a disposición del nuevo presidente que sea elegido por la mayoría del Parlament de Cataluña. Ha afirmado que la decisión de dar un paso atrás la ha tomado él y voluntariamente: si no, no habría habido acuerdo. Más tarde ha dejado caer que él no estará en el gobierno catalán.

Ha recalcado que él no se retira de la política. Primero, trabajará para hace realidad la independncia, pero también para rehacer a fondo Convergència Democràtica de Catalunya. Eso sí, todavía no ha decidido si continuará siendo diputado del Parlament o dejará su acta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·