Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El director de los análisis de los explosivos del 11-M recibe la medalla al mérito profesional a propuesta de la Comisaría General de la Policía Científica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nombre de Alfonso Vega ha estado unido a la polémica por su condición de director de los análisis de los explosivos del 11-M. Primero dijo que los restos recogidos en la furgoneta Kangoo hallada en Alcalá de Henares era Goma 2 ECO. Luego, afirmó que se había equivocado y que había DNT. Hoy recibe una medalla.

Efectivamente, como ha podido certificar El Confidencial Digital, el nombre de Alfonso Vega aparece en la lista de 37 páginas de agentes condecorados en el Día de la Policía, a propuesta de la Comisaría General de Policía Científica en la que desarrolla su trabajo como perito policial. Sin embargo, en los últimos años, su labor como director de los análisis de los explosivos utilizados en el atentado del 11-M en Madrid, bajo la supervisión del juez Del Olmo, se ha visto salpicada por los clarososcuros de la investigación.

Como jefe del laboratorio de la Policía Científica, primero concluyó que en la muestra M-1 aparecían restos de nitroglicerina, componente básico del Titadyn y de la Goma 2 EC. Meses después, el experto policial argumentó que dicho hallazgo había sido debido a una contaminación de la muestra.

Además, el director de la pericia sorprendió el pasado 23 de mayo con un escrito, firmado sólo por él y que remitió al tribunal, en el que afirmaba que en los análisis que se efectuaron el día de la masacre había un error, consistente en que “se habría omitido la presencia de DNT en la muestra patrón de Goma2-ECO que los Tedax entregaron”.

Por otro lado, sigue la picaresca en torno a las medallas. Según fuentes policiales, algún agente se ha quedado ‘compuesto y sin novia’ porque, después de tener en su mano la invitación a la ceremonia, firmada por el propio Jefe de la Policía, Enrique Barón, y haber conseguido reunir a su familia en Madrid para que le apoyaran en dicho acto, han sabido un día antes que ya no les correspondía.

“No sólo son las molestias: aunque a alguno le suene raro, para los policías la concesión de dicha medalla sigue siendo un motivo de orgullo y de reconocimiento profesional”, aseguran estas fuentes. El caso está en manos del sindicato policial, Unión Federal de Policía.