Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El próximo objetivo del sector progresista del CGPJ es la crucial 5ª Sala del Tribunal Supremo, que juzga a mandos militares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pacto “in extremis” entre los sectores conservador y progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con la elección de los cuatro magistrados que debían cubrir las vacantes en la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha llevado la paz al organismo. Al menos, de momento. Según ha sabido El Confidencial Digital, la próxima “batalla” tendrá como objetivo la presidencia de la decisiva y crucial 5ª Sala de lo Militar.

El pacto “in extremis” entre los sectores conservador y progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con la elección de los cuatro magistrados que debían cubrir las vacantes en la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha llevado la paz al organismo. Al menos, de momento. Según ha sabido El Confidencial Digital, la próxima “batalla” tendrá como objetivo la presidencia de la decisiva y crucial 5ª Sala de lo Militar.

 

Según declaran en el propio consejo, estas semanas parece haberse instalado una “tensa paz” en el organismo tras las intensas negociaciones que permitieron, hace cuatro semanas, la renovación de algunos cargos pendientes.

 

No obstante, nadie se llama a engaño. Todo parece indicar que las aguas volverán a bajar revueltas a cuenta de otros nombramientos que están pendientes en el CGPJ. Concretamente, están por designar las presidencias de las Salas Primera, Segunda y Quinta.

 

Según algunos analistas, no parece que vaya a haber problemas en las negociaciones entre los dos grupos mayoritarios, de conservadores y progresistas… salvo en un caso, el último: la Sala Quinta de lo Militar. Esta sala es la que conoce de los conflictos especiales en materia militar, como la instrucción y el juicio de los altos mandos militares, los recursos de casación y revisión frente a sentencias del Tribunal Militar Central (TMC) y  Tribunal Militar Territorial (TMT), los recursos contra sanciones disciplinarias del Ministerio de Defensa o las sanciones a jueces, fiscales o secretarios o las apelaciones sobre conflictos jurisdiccionales resueltos por Tribunal Militar Central (TMC).

 

Las intenciones del denominado sector progresista parece estar clara: “van a pujar en firme por esa plaza”, aseguran desde el CGPJ. Y hay quien dice que ahí la rivalidad está servida.

·Publicidad·
·Publicidad·