Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las fuerzas de seguridad esperan un atentado de ETA, “de gran impacto”, entre el 15 y 25 de marzo, y sin muertos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las fuerzas y cuerpos de seguridad consideran que ETA perpetrará un gran atentado en las próximas semanas, hecho que ubican entre el 15 y el 25 de marzo. Y ya se están tomando las medidas para intentar prevenirlo.

Según datos recogidos por El Confidencial Digital, la información que manejan ahora los expertos antiterroristas hablan de una acción muy llamativa, “de gran impacto”, que provoque mucha repercusión mediática.

De acuerdo con esa información, los terroristas intentarán por todos los medios que no se produzcan muertos, como sucedió en el atentado de Barajas. La dirección de la banda no quiere más víctimas.

Los analistas barajan dos posibles objetivos para es “golpe”. Un edifico emblemático (al estilo de la Terminal 4), o bien una instalación estratégica que provoque situaciones de caos. Por ejemplo, un gran centro de distribución de energía, centrales nucleares, centros de transformación eléctrica…

Se pone como modelo el ataque a un generador de electricidad estratégicamente situado y que suministre a una gran capital como Valencia, una acción que dejaría sin luz la ciudad, provocando el bloqueo durante horas de un millón de personas.

El Ministerio del Interior está ya reforzando esas zonas e instalaciones, y a medida que se acerquen las fechas indicadas ampliará el dispositivo.

El análisis que se realiza en ETA es que una operación de este tipo constituirá un gran golpe que conmoverá a la ciudadanía, lo que le situará en situación de plantear a Zapatero la vuelta a la negociación. Le ofrecerían a cambio algún acto llamativo, como una entrega pública de armas, lo que permitiría al presidente del Gobierno “vender” por fin la imagen de pacificador del conflicto vasco.