Viernes 22/09/2017. Actualizado 14:30h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Esconde un ataque de fondo al PSOE

El trasfondo socialdemócrata del programa “estilo Ikea” de Podemos

Directivos de la multinacional detectan en el folleto mensajes ocultos del socialismo sueco: el Estado es “el hogar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Podemos ha revolucionado la propaganda electoral con su programa integrado en una especie de catálogo de Ikea. La multinacional sueca ha preferido quedar al margen del revuelo, pero altos ejecutivos sí han analizado en privado el uso de un formato similar al de su publicación por parte del partido de Pablo Iglesias. 


'Catálogo Ikea' de Podemos, con Pablo Iglesias. 'Catálogo Ikea' de Podemos, con Pablo Iglesias.

Podemos lanzó este miércoles su programa electoral de cara al 26-J con un formato muy conocido por el público. Da importancia a la imagen y ha recurrido al estilo del catálogo de Ikea (la publicación más distribuida del mundo) para su difusión.

Varios dirigentes, como Pablo Iglesias, Errejón o Bescansa, posan en salones, dormitorios y cocinas, acompañados de propuestas políticas y de datos estadísticos, además de las medidas de mínimos pactadas con IU para concurrir en coalición.

En Podemos justifican este recurso en la búsqueda de una presentación “atractiva y cercana al electorado. El espíritu tiene que ver con revertir esa situación en la que nadie se lee los programas. Nos gustaría que este fuese el más leído de la historia”, aseguró Carolina Bescansa.

Desde Ikea han decidido desmarcarse de esta iniciativa, y no valorar ni comentar nada al respecto. Al menos oficialmente. 

“Guiño” a la socialdemocracia sueca

Sin embargo, El Confidencial Digital ha tenido acceso al análisis que varios directivos de la multinacional sueca realizan en privado sobre la estrategia recién desplegada por Podemos.

Lo enmarcan en un contexto en el que Pablo Iglesias no sólo persigue adelantar electoralmente al PSOE el próximo 26 de junio, sino que está trabajando también para sustituirlo como fuerza hegemónica de la izquierda.

Y concluyen que el recurso al catálogo de Ikea es un “guiño” a los pilares de la socialdemocracia del país de origen de la compañía (Suecia) y busca una “nueva provocación al PSOE por ver quién es más socialdemócrata”. 

“El Estado no es enemigo, sino el hogar”

Muchos politólogos llaman a Suecia el “Paraíso del Bienestar”. Han estudiado el modelo, que ha conseguido unir dos objetivos en apariencia contrapuestos: el progreso económico y la protección social de la sociedad. Allí, al contrario que en España, se entiende que el Estado no es enemigo de la sociedad, sino su hogar (“folkhemmet”).

Este es uno de los principales mensajes ocultos de la socialdemocracia sueca que altos ejecutivos de Ikea han detectado en el uso de su catálogo, que ofrece precisamente una selección de muebles y complementos para el hogar. 

El gasto se justifica si es para necesidades sociales

Además, el socialismo nórdico defiende que el sector público debe ampliarse para ofrecer más libertad de elegir. Cuando responde a necesidades sociales, está justificada su expansión. Un planteamiento al que ahora recurre Podemos para tratar de argumentar a la opinión pública española un aumento del gasto público en más de 60.000 millones.

Los socialdemócratas suecos apuestan también por las nacionalizaciones de las industrias. Consideran que el mercado debe operar bajo control social, de manera que asegure las necesidades humanas esenciales. De aquí se deriva una política salarial solidaria, subsidios para fomentar la movilidad social, créditos subvencionados, facilidades para la vivienda…

A vueltas con quién es más socialdemócrata

En la multinacional sueca no pasan por alto que el lanzamiento del programa de Podemos al “estilo Ikea” coincide en un momento en el que Pablo Iglesias se ha propuesto despojarse de todos los calificativos negativos que están empleando sus rivales (“comunistas”, “radicales”, “populistas”) reivindicándose a sí mismo y al proyecto de Unidos Podemos con tres términos: “socialdemócrata, patriótico y plurinacional”.

Mientras tanto, dirigentes actuales e históricos del PSOE se han conjurado contra la pretensión de Iglesias de catalogarse como “la nueva socialdemocracia”. Susana Díaz, por ejemplo, considera que estamos ante “la mayor operación de camuflaje político de la reciente historia de España”.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·