Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El túnel que unirá el Congreso de los Diputados y la sede los Grupos sale “rana”, mientras Patrimonio mira para otro lado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El túnel subterráneo que se está construyendo en estos momentos en el Congreso de los Diputados y que atraviesa la carrera de San Jerónimo, ha sufrido un problema de cálculo que ha dado lugar a un incidente inesperado. Desde el Congreso confirman el imprevisto, mientras Patrimonio del Estado contradice estas versiones.

El túnel subterráneo que se está construyendo en estos momentos en el Congreso de los Diputados y que atraviesa la carrera de San Jerónimo, ha sufrido un problema de cálculo que ha dado lugar a un incidente inesperado. Desde el Congreso confirman el imprevisto, mientras Patrimonio del Estado contradice estas versiones. Según ha sabido ECD, la construcción del túnel que unirá la cámara baja con la sede de los Grupos Parlamentarios, al otro lado de la carrera de San Jerónimo, está provocando algunos quebraderos de cabeza a uno de los constructores, Ferrovial. El problema tiene que ver con la conexión de uno de los accesos: una de estas aberturas ha ido a parar a una sala de informática y no al lugar que previamente había sido calculado. Desde Patrimonio se niega la mayor y se afirma que el proyecto se está llevando a cabo “según lo previsto”. Un portavoz oficial reconocía, sin embargo, que se ha llevado a cabo una redistribución de estancias, quizá para mitigar las consecuencias del hecho que tantos comentarios está levantando entre los parlamentarios y periodistas acreditados. El subterráneo, que unirá el edificio de los grupos —y antiguo edificio de Argentaria- con el Congreso, tiene previsto ser inaugurado en enero del año próximo. El pasadizo facilitará el ir y venir de los diputados, funcionarios y periodistas entre el Congreso y las sedes de los partidos políticos. La empresa encargada de las obras que depende de Patrimonio es SEGIPSA. En el proyecto, también participa la constructora Ferrovial, según han confirmado fuentes oficiales del Congreso.

·Publicidad·
·Publicidad·