Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

Los problemas para cubrir dos sedes delicadas, Bilbao y Pamplona, dificultan la remodelación que se anuncia en el episcopado español por parte de la Santa Sede

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los obligados ceses por edad de algunos obispos, como ocurre con los titulares de Valencia y Pamplona, que ya han visto prolongada su permanencia tras cumplir los 75 años, anuncia una oleada de nombramientos en el episcopado. Pero hay dificultades.

Fuentes eclesiásticas consultadas por El Confidencial Digital explican que la dificultad para cubrir dos diócesis delicadas, como son Bilbao y Pamplona, está complicando la tarea de nombrar nuevos obispos y la de combinar los necesarios pasos de una a otra sede.

Las hipótesis más probables insisten en que Carlos Osoro, arzobispo de Oviedo, persona de la confianza de Rouco y una figura en alza dentro del episcopado, cubrirá el hueco que deje en Valencia Agustín García Gasco, quien, según se cuenta desde la capital del Turia, ha reducido su agenda de junio al mínimo, lo que apunta a que el nombramiento puede ser inminente.

La otra variable destacada afecta a Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao, a quien se sitúa precisamente en Oviedo. Las citadas fuentes eclesiásticas consideran que sería una forma de “sacar” de la sede bilbaína al hoy presidente de la Conferencia Episcopal. El problema es cómo cubrir esa vacante, tan complicada. Se está “trabajando” en encontrar el candidato adecuado.

La otra “patata caliente” es Pamplona, donde Fernando Sebastián ha realizado una labor muy destacada a pesar de las dificultades. Al principio se situó allí a Blázquez, pero descartado ahora, el problema es buscar sustituto. El nombre que más se baraja es el de Jesús Sanz, titular de Huesca-Jaca, un franciscano joven y culto.

Para la diócesis de Málaga circula sobre todo el nombre del actual titular de Jerez, Juan del Río, que además es responsable de medios de comunicación en la Conferencia Episcopal

Otro nombramiento pendiente es la designación de un obispo titular para Madrid. El fallecimiento de Romero Pose supone que el cardenal Rouco necesita un “teólogo” que, entre otras cosas, se encargue de la nueva facultad, y ahí aparece en primera posición Juan Antonio Martínez Camino.

Martínez Camino, secretario de la Conferencia Episcopal y persona de máxima confianza del cardenal, tiene un currículum intelectual que se ajusta al perfil de la vacante que se quiere cubrir, pero hasta hoy en España nunca se ha nombrado un obispo que sea jesuita.

Además de las ya citadas Valencia, Bilbao, Pamplona, Oviedo, Málaga y Madrid, en esta oleada de cambios entrarán también, en principio, las diócesis de Santander, Cáceres, Mérida, Segovia, Lugo y Lérida, cuyos titulares han alcanzado la edad de jubilación o están vacantes.

·Publicidad·
·Publicidad·