Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

El nuncio en España dejará el puesto antes del verano y su destino dependerá de los próximos nombramientos en Roma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Manuel Monteiro de Castro, nuncio de la Santa Sede en España, dejará el cargo este curso, previsiblemente antes del verano, según fuentes eclesiásticas romanas.

Monseñor Manuel Monteiro de Castro, nuncio de la Santa Sede en España, dejará el cargo este curso, previsiblemente antes del verano, según fuentes eclesiásticas romanas. De acuerdo con esas fuentes, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, en Roma se considera que el nuncio ha cubierto ya una etapa y que, por tanto, le corresponde pasar a otro puesto, previsiblemente de mayor nivel. Es tradición, aunque en algún caso no se ha cumplido, que los nuncios en España acaben siendo cardenales. El destino final de Monteiro dependerá de la reforma de la Curia Vaticana que está ultimando Benedicto XVI, y del puesto que en esa reorganización corresponda al cardenal Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos, al que está muy unido el actual nuncio en Madrid. El nombre de monseñor Re circuló en su día como sucesor de Angelo Sodano al frente de la Secretaría de Estado, pero esa opción se cerró con la muerte de Juan Pablo II. Por otro lado, es conocido que la relación de Re con el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Ratzinger, no fue especialmente buena. Para la Secretaría de Estado, un puesto decisivo en el Vaticano, han circulado también otros nombres, como el de Sepe, prefecto en la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, una persona simpática, abierta y cordial; y el del cardenal de Bolonia, Giacomo Biffi. En todo caso, se da como seguro que tiene que ser un italiano, entre otras cosas porque el actual Pontífice no lo es.