Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

La Iglesia Católica en Turquía, esperanzada con la inminente visita de Benedicto XVI al país a pesar de los obstáculos que la acompañan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Apenas quedan dos semanas para que Benedicto XVI llegue a Turquía, en medio de importantes medidas de seguridad. El Arzobispo de Esmirma y Presidente de la Conferencia Episcopal Turca califica el viaje como “visita pastoral y no un medio para pedir libertad religiosa para los cristianos”.

Benedicto XVI llegará a Turquía el próximo día 28 y permanecerá allí hasta el 1 de diciembre en un viaje que no ha estado exento de obstáculos e inconvenientes, pero que forma parte del compromiso del Pontífice por acercarse a la Iglesia Ortodoxa.

Monseñor Ruggero Franceschini, máximo representante de la Iglesia Católica en el país está convencido de que la visita “es una oportunidad privilegiada para construir relaciones de pacífica convivencia con la mayoría musulmana”. Es un buen momento, añade “para que el Papa tenga una visión de la identidad de nuestras comunidades eclesiales porque es a través de ellas que la Iglesia puede hacer sentir su presencia en la sociedad turca”.

Como ya se informó en El Confidencial Digital, el Primer Ministro Turco, Tayyip Erdogan no recibirá a Su Santidad. El Prelado está convencido que tras esta negativa se mueven fines políticos, entre otras cosas, porque se están preparando unas elecciones. En el panorama político parecen haber ganado los extremistas de derecha que son contrarios al diálogo. “Erdogan habrá pensado que así se quita un problema de encima”.

Las dificultades de entendimiento entre cristianos y musulmanes en Turquía tienen como trasfondo la invasión de Chipre además del “despertar islámico” y las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

La elección de Turquía en la agenda del Papa no es casual puesto que el diálogo con las iglesias ortodoxas es una de las prioridades de su mandato. Benedicto llegará al país entre importantes medidas de seguridad que fueron adelantas en páginas de este confidencial.