Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

Tras los judíos, los gitanos: El Vaticano reconoce los errores cometidos por la Iglesia Católica con los nómades

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Vaticano se dispone a reconocer los errores cometidos por la Iglesia católica con los gitanos, como hizo el fallecido Papa Juan Pablo II con los judíos.

La Santa Sede, en efecto, acaba de afirmar que se deben superar los prejuicios, la indiferencia, las actitudes de rechazo hacia los gitanos, y favorecer su integración en la sociedad.

La Iglesia católica se ha posicionado a favor de las poblaciones nómades en un documento titulado Orientaciones para una pastoral de los gitanos. Ese texto, elaborado por el Consejo Pontificio para los Migrantes y los Itinerantes, ha sido presentado en la sala de prensa del Vaticano, en presencia de representantes de las comunidades nómades.

El presidente del Consejo Pontificio, cardenal Stephen Fumio Hamo, afirmó que en la actualidad “existe indiferencia y oposición (hacia los gitanos). Muchos son los que comparten habituales prejuicios, mientras persisten señales de rechazo que con frecuencia no provocan la reacción o la protesta de parte de los que son testigos” de esas situaciones.

“Todo ésto -agregó- causó muchos sufrimientos durante la historia, con persecuciones que tocaron techo el siglo pasado. Tal situación debería sacudir la conciencia de cada uno, provocando solidaridad respecto de esta población”, sostuvo el prelado. “También la Iglesia, es obvio, es llamada a reconocer su derecho a tener una propia identidad, despertando las conciencias, con el fin de obtener mayor justicia para éstos”, dijo el purpurado.

Hamo recordó que durante la Misa del Perdón celebrada en la Plaza de San Pedro el 12 de marzo de 2000 en ocasión del Gran Jubileo de ese año, el propio Juan Pablo II invitó a rezar para que “los cristianos sepan arrepentirse de las palabras y de los comportamientos que a veces fueron sugeridos por el orgullo, por el odio, por la voluntad de dominio sobre los otros, por la falta de simpatía hacia los miembros de otras religiones y hacia grupos sociales más débiles, como los de los inmigrantes y de los gitanos”.

El cardenal expresó que las Orientaciones son una señal de que la “Iglesia tiene una específica preocupación por los gitanos. Cada uno debe ser aceptado en la Iglesia, en la cual no existe lugar para la marginación y la exclusión”.

 

Por su parte, el arzobispo Agostino Marchetto, secretario del Consejo Pontificio para los Migrantes e Itinerantes, declaró que los gobiernos deben definir “una política común, global y compartida para sacar a los gitanos de la miseria y del rechazo”.

A la conferencia de prensa asistieron representantes de la comunidad gitana de Roma. Estaban presentes varios representantes de la Misión católica gitana de la diócesis de Roma, acompañados por el responsable, don Bruno Nicolini. En la sala también estuvo un nuevo sacerdote, don Osvaldo Morelli, de origen gitano.

·Publicidad·
·Publicidad·