Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

La marginación de “La Pasión” en las nominaciones de los Oscar aviva el debate sobre el lobby judío de Hollywood

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante las últimas semanas, a la academia de cine estadounidense no paran de salirle detractores entre algunos sectores de la crítica del séptimo arte. Analistas americanos y europeos no comprenden cómo “La Pasión” de Mel Gibson sólo haya sido nominada para tres Oscar y en apartados de escasa relevancia: mejor maquillaje (donde compite con “Mar Adentro”), mejor banda sonora y mejor dirección de fotografía.

Durante las últimas semanas, a la academia de cine estadounidense no paran de salirle detractores entre algunos sectores de la crítica del séptimo arte. Analistas americanos y europeos no comprenden cómo “La Pasión” de Mel Gibson sólo haya sido nominada para tres Oscar y en apartados de escasa relevancia: mejor maquillaje (donde compite con “Mar Adentro”), mejor banda sonora y mejor dirección de fotografía. La propia cadena de televisión CNN se hizo eco la semana pasada de esta polémica y varios portavoces de la industria de Hollywood han salido al paso de las acusaciones con unas explicaciones que algunos expertos califican de contradictorias, o en el mejor de los casos, de poco clarificadoras. Según se puede leer en http://scriptor.typepad.com/bckprch/, la academia de cine justifica la escasa repercusión de la película en los Oscar argumentando que se trata de una película “en lengua extranjera”. Preguntada entonces por qué no aparece entonces entre las candidatas a mejor película en lengua extranjera, responde que esta última categoría exige que la película sea oficialmente presentada por un país. En cualquier caso, los críticos plantean que estas razones no justifican que la obra de Mel Gibson no haya podido aspirar a categorías de mayor relevancia, ya que la película ha sido oficialmente presentada, aceptada y elegida en las tres distinciones que se han señalado anteriormente. Una contradicción de difícil explicación. Las afirmaciones de la academia han levantado además otro debate entre los críticos: el calificativo de “extranjera”, ¿se debe aplicar a la lengua o al hecho de que el país que la presente sea diferente a Estados Unidos? Los expertos se preguntan por qué una película británica o australiana puede participar en esta categoría, si están filmadas en inglés. También se interrogan sobre si una película rumana rodada en inglés puede participar como “foreign language film”. Algunas de estas voces han resucitado la clásica reprobación a la industria de Hollywood por seguir fielmente el dictado del lobby judío, que como es conocido por todos, abominó de la película de Gibson. Para justificar estas críticas recuerdan cómo la película italiana “La vida es bella”, que narra la historia de un judío y su hijo en un campo de concentración, fue galardonada en las categorías de mejor película en lengua extranjera y mejor actor, y estaba incluso nominada a la mejor dirección. Una de las personas que más ha levantado su voz contra la academia norteamericana de cine ha sido Barbara Nicolosi, afincada en Los Ángeles, y una de las más prestigiosas guionistas de la industria de Hollywood. Nicolasi ha calificado “La Pasión” como una de las grandes piezas de la historia del cine independiente.

·Publicidad·
·Publicidad·