Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La entrevista complica su horizonte penal

El “yo soy del CNI” le puede costar a Francisco Nicolás 3 años de cárcel

El Centro concluye que sus afirmaciones en Telecinco confirman el delito de usurpación de funciones públicas. Una investigación interna concluye que nadie captó al joven como colaborador

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lejos de aclarar algunos aspectos dudosos de su relato, la entrevista a Francisco Nicolás del pasado sábado ha abierto más interrogantes. El joven se reafirmó que trabajaba a las órdenes del CNI, algo que niega el centro. Podría ser acusado de usurpación de funciones públicas, penado con hasta 3 años de cárcel.


Francisco Nicolás, en ‘Un Tiempo Nuevo’ de Telecinco. Francisco Nicolás, en ‘Un Tiempo Nuevo’ de Telecinco.

Yo colaboraba con el CNI, Moncloa y Zarzuela”. Así de tajante se mostraba Francisco Nicolás durante la entrevista en Telecinco cuando se le preguntaba por la veracidad de sus actividades con altas instituciones del Estado.

Negociar en nombre del CNI

Según su relato, los encargos que le llegaban –negociar con Manos Limpias por la Infanta, “sacar” información al clan Puyol- los recibía de Vicepresidencia y de una “jefa de Gabinete” del Secretario de Estado Director del CNI, Félix Sanz Roldán.

Sin embargo, Nicolás llegó a admitir en la entrevista que algunos de estos encargos los realizó presentándose a sí mismo como persona próxima al servicio de inteligencia. Un ‘charly’, como el mismo se denominó –término que no forma parte del argot habitual del centro-.

Usurpación de funciones públicas

En este caso, según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital en los círculos de la inteligencia española, Francisco Nicolás cometió el error de anunciar que había negociado en nombre del CNI. Algo que según la legislación constituye un delito de “usurpación de funciones públicas”.

Según el texto del artículo 402 del Código Penal, “el que ilegítimamente ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario público atribuyéndose carácter oficial, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años”.

El juez lo desestimó al principio

En un primer momento, la Fiscalía solicitó al juzgado de Instrucción número 2 de Madrid que se le acusara de falsedad, estafa y usurpación de identidad. Sin embargo, éste último se desestimó al no existir pruebas de que el joven había utilizado su falsa condición de funcionario o miembro de la inteligencia española para negociar diversos asuntos.

Tal y como explican las fuentes consultadas, el CNI ha estudiado a fondo sus declaraciones para determinar si realmente son constitutivas de un delito de usurpación de funciones públicas. Algo que así parece, aunque aún se desconoce si finalmente el servicio de inteligencia iniciará algún tipo de medida contra el joven.

Una investigación interna

Por otra parte, según ha sabido ECD, cuando tras su detención Francisco Nicolás admitió trabajar para el CNI, la institución abrió por orden del Secretario de Estado Director una investigación interna para determinar si existía algún tipo de vínculo del joven con ‘La Casa’.

Pese a que el único registro que existía fue la reunión a la que acudió para la organización de unas jornadas, además de algunos contactos por correo electrónico posteriores, las pesquisas internas fueron más allá.

Nadie le captó como informante

Se analizó, explican las fuentes consultadas, cualquier posible relación con Nicolás de cualquier funcionario del Centro. Por ejemplo, su posible ‘captación’ como informante por parte de algún agente que no lo hubiera comunicado a la Secretaría General del CNI.

Los resultados, según ha sabido ECD, apuntan a que nadie de los servicios de inteligencia se sirvió de Francisco Nicolás para ninguna tarea, “ni de obtención de información ni de nada”.

Ahora, explican, aún falta por determinar si alguienajeno al CNI” se hizo pasar por funcionario público para engañar a Francisco Nicolás, haciéndole creer que trabajaba por encargo para los servicios secretos.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·