Viernes 26/05/2017. Actualizado 01:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Comparte celda con otro recluso por delitos económicos

Correa ha sido clasificado por Prisiones como un interno sometido a especial vigilancia

Permanece en Valencia porque ha argumentado que es claustrofóbico y no puede ser trasladado en un furgón de la Guardia Civil. Pablo Crespo y Álvaro Pérez, “el Bigotes”, ya están en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez -“el Bigotes”- ingresaron ayer miércoles en la cárcel valenciana de Picassent después de ser condenados a 13 años de prisión por su implicación en la trama Gürtel. De los tres citados, solo los dos últimos han sido ya trasladados a Madrid en un furgón de la Guardia Civil.

Francisco Correa. Francisco Correa.

 Según explican a El Confidencial Digital fuentes de Instituciones Penitenciarias, a las seis y media de la mañana de este jueves salió de Picassent un furgón de la Guardia Civil para enviar a Madrid a los tres condenados. Sin embargo, en él solo iban Pablo Crespo y Álvaro Pérez, ya que Francisco Correa ha permanecido en la cárcel valenciana.

El cabecilla de la trama Gürtel ha argumentado que sufre claustrofobia y que, por tanto, no podía viajar durante más de tres horas en un vehículo de esas características. La Prisión ha podido confirmar ese aviso de Correa consultando su historial médico y ha aceptado que no viajara junto a los otros dos condenados.

Así las cosas, Correa se encuentra ahora en la cárcel valenciana a la espera de que sea una ambulancia, más amplia que el furgón de la Guardia Civil, la que le traslade a la capital como a Crespo y Pérez.

Está sometido a una especial vigilancia

Las fuentes consultadas por ECD explican que los tres condenados pasaron la noche en el módulo de ingresos de Picassent a la espera de ser trasladados. No obstante, al negarse Correa a viajar ya a Madrid, ha sido trasladado a una celda común, que comparte con otro preso, con las siglas D.R.G., que tiene un perfil delictivo similar al del propio cabecilla de la Gürtel.

Instituciones Penitenciarias, además, ha notificado ya a Correa que ha pasado a pertenecer al Fichero de Internos de Especial Seguimiento. En concreto, al conocido como FIES-5, que se aplica a presos con “características especiales”.

Bajo este protocolo, Prisiones suele situar, según los manueales, a “delincuentes comunes internacionales autores o presuntos autores de delitos muy graves, violentos y también contra la libertad sexual”. Hasta hace pocos años, además, también estaban en este fichero los reclusos que habían ingresado por negarse a cumplir el Servicio Militar o la Prestación Social sustitutoria.

Así las cosas, Correa estará sometido a una vigilancia especial durante su estancia en prisión, con un control mucho más exhaustivo del que puedan tener Pablo Crespo y Álvaro Pérez.