Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

A raíz de la tragedia del Tarajal

El Cuerpo Nacional de Policía disputa a la Guardia Civil el control de los inmigrantes en la frontera de Ceuta y Melilla

Ha protestado ante el ministerio del Interior por las intervenciones de la Benemérita deteniendo y devolviendo subsaharianos a Marruecos. Se acoge a la Ley Orgánica 2/1986

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las fronteras de Ceuta y Melilla se han convertido en un polvorín, y no solo por las oleadas de inmigrantes de los últimos meses. La actuación de la Guardia Civil en la valla ha indignado a la Policía Nacional, que acusa a la Benemérita de sobrepasar sus competencias. Las protestas llegaron tras la tragedia del Tarajal y han continuado con las devoluciones en caliente.

Policías nacionales en la frontera de Melilla. Policías nacionales en la frontera de Melilla.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, la polémica entre ambos cuerpos surgió en febrero, después de la muerte de 15 subsaharianos en la Playa de el Tarajal. La actuación de los guardias civiles destinados en la frontera de Ceuta “provocó que se generara un debate sobre si tenían que haber intervenido o no esa noche”.

En concreto, los agentes de la Policía Nacional desplegados allí recordaron que, según la Ley Orgánica 2/1986, de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “la Guardia Civil solo tiene como competencia la custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras y puertos”. El lanzamiento de pelotas de goma, por tanto, “no estaba justificado”.

Desde la Benemérita respondieron que la misma norma recoge que “en casos de extrema urgencia” cualquiera de los dos cuerpos puede actuar, por lo que “nuestra actuación está justificada y ha sido defendida por el Ministerio”.

Las devoluciones en caliente han agitado la polémica

Las fuentes de la Policía Nacional consultadas por ECD reconocen que las críticas del Cuerpo a la actuación de la Guardia Civil llegaron al ministerio del Interior. No obstante, desde el organismo que dirige Jorge Fernández Díaz pidieron que, ante el “ruido mediático” generado, y las dudas de la prensa sobre la actuación de la Benemérita, no se polemizara sobre ese asunto.

Así las cosas, las protestas de la Policía por el incumplimiento de la Ley Orgánica 2/1986 se “aplacaron”, aunque solo temporalmente: las nuevas oleadas de inmigrantes, y la respuesta de la Guardia Civil, han vuelto a tensar las cosas.

En concreto, desde el Cuerpo Nacional aseguran que las llamadas “devoluciones en caliente”, una práctica que ha provocado la imputación del coronel de la comandancia de Melilla, “son detenciones que, en ningún caso, puede realizar la Guardia Civil”.

Las fuentes consultadas aseguran que la Benemérita “solo puede vigilar la frontera y a nosotros nos corresponde el control de las entradas y salidas”. Por tanto, “ante la entrada de forma ilegal de inmigrantes, la ley marca que la Guardia Civil nos tiene que dar el aviso para que actuemos nosotros”.

Esa “irregularidad”, explican desde la Policía, “volverá a ser notificada al ministerio del Interior”. No obstante, y ante el proceso judicial contra el jefe de comandancia de Melilla, “es seguro que se volverá a tapar este problema de competencias”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·