Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

ETA ha perdido el control de sus presos. La izquierda abertzale manda ahora en las cárceles y hereda las consignas de la banda: prohibido pedir perdón y acogerse a beneficios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA ya no manda sobre los más de 700 presos de la banda terrorista que se encuentran en cárceles de España y Francia. El control lo ejercen ahora los herederos de Batasuna, que han asumido las mismas consignas que los pistoleros y están empeñados en no dejar ninguna autonomía a los reclusos.

La dirección de ETA ha dejado de comunicarse con sus reclusos. Ya no existen mensajes cruzados entre la cúpula de la banda terrorista y sus reclusos en ambos países. La vigilancia y las directrices, confirma a El Confidencial Digital un alto cargo de la lucha antiterrorista, las imparte ahora la izquierda abertzale. Rufi Etxebarria, Pernando Barrena, Joseba Permach… son quienes pilotan ahora el llamado “frente de makos”.

Las mismas fuentes afirman que la cúpula de ETA ha decidido apartarse voluntariamente de este cometido y delegar en la izquierda abertzale la interlocución directa con los presos. Este paso, añaden, se produjo tras la publicación del comunicado de “alto el fuego definitivo”.

Los abertzales no dejan libertad

“He reflexionado mucho tiempo. La vida en prisión es dura. Me gustaría colaborar con la justicia y acogerme a beneficios penitenciarias”. La respuesta que reciben los presos de ETA cuando sugieren esta posibilidad está siendo siempre la misma: “No, eso está terminantemente prohibido”.

Lo que llama la atención a los altos cargos de Interior es que los reclusos sigan sometidos a día de hoy a un riguroso control y disciplina, cuando es la izquierda abertzale quien manda sobre ellos. No les dejan moverse ni un ápice del guión establecido, aseguran.

Fuentes de Interior confirman a ECD que, en los últimos meses, varios presos han expresado por los cauces habituales su deseo de “dar el paso”. Es decir, quieren apartarse de la violencia, reconocer el daño causado, pedir perdón a las víctimas y, en último caso, colaborar con la justicia en la resolución de los atentados.

Sin embargo, a todas estas peticiones, la izquierda abertzale ha respondido con esta prohibición expresa a cualquier movimiento aperturista.

A los expertos de la lucha antiterrorista les llama la atención que la izquierda abertzale apueste en público por vías exclusivamente democráticas y no aplique los mismos criterios de libertad para los presos de ETA.

Más de 430 presos en España

Según los datos oficiales facilitados por el Ministerio del Interior, en las cárceles españolas hay 437 presos de ETA. Son datos del pasado mes de febrero. De ellos, 432 están ya penados y 104 están en situación de preventivos.

En primer grado se encuentran 327. En segundo grado (disfrutando de permisos) hay 92 y sólo 2 en régimen de tercer grado. Los primeros son los que todavía continúan la línea marcada por la izquierda abertzale.

En cuando a los disidentes, que ya se han desvinculado de ETA y han pedido perdón, hay 8. Todos se encuentran en la prisión de Nanclares de Oca. En la medida de lo posible, están pagando dinero. De hecho, uno de ellos recibió una herencia y decidió destinar la mitad a hacer frente a los pagos por los daños que provocó.

Interior destaca que no es posible una medida colectiva para los presos de ETA como grupo. Impulsa, por tanto, la reinserción individualizada. Fuentes de la lucha contra ETA destacan que si la banda se disuelve definitivamente, habrá consecuencias penitenciarias inmediatas.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·