Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La droga ‘zombi’ llega a España. La policía advierte de una sustancia que anula la voluntad y facilita el robo express

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La policía Nacional ha registrado en España en los últimos meses un aumento del uso de la escopolamina, la droga 'zombi, con fines criminales. Su efecto inmediato y sintomatología resulta muy atractivo para grupos de delincuentes especializados en robos, aunque también se ha detectado en casos de violaciones.

La escopolamina –también llamada burundanga, Aliento del Diablo o droga ‘Zombi’- es capaz de anular la voluntad de una persona y hacer que la víctima colabore de forma inconsciente con los criminales. Una vez ésta recupera la consciencia, apenas puede recordar lo que ha pasado.

Se han detectado, por ejemplo, casos en los que tras su aplicación, la víctima ha acudido al banco y ha retirado todos sus ahorros.

Esta sustancia puede ingerirse a través de una bebida alcohólica –por lo que es común que los casos registrados se den en locales de ocio nocturno-, e incluso inhalada a través de un papel impregnado en escopolamina.

No puede ser considerada una droga de abuso, como la cocaína o la heroína, ya que sus efectos son desagradables.

Esta sustancia se basa es un alcaloide tropánico que se encuentra como metabolito secundario de plantas en la familia de las solanáceas como el beleño blanco, la burladora o borrachero, la mandrágora, la escopolia, la brugmansia y otras plantas de los mismos génerosLa escopolamina es una droga altamente tóxica y debe ser usada en dosis minúsculas, como por ejemplo, en el tratamiento de la cinetosis (mareos vehiculares).

Una sobredosis por escopolamina puede causar delirio, y otras psicosis, parálisis y la muerte.

La escopolamina actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro. Es así como induce la dilatación de las pupilas, la contracción de los vasos sanguíneos, la reducción de las secreciones salival y estomacal y otros fenómenos.

En dosis altas, puede causar convulsiones, depresión severa, arritmias cardíacas (taquicardia severa, fibrilación), insuficiencia respiratoria, colapso vascular y hasta la muerte.

Vea a continuación la explicación de esta droga por parte de José María Benito, portavoz oficial del SUP:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·