Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La etarra Lesaka masticó la tarjeta de memoria, la Policía logró que la vomitara, pero la información es irrecuperable. Era una experta en cambios de imagen: vea una foto de pelirroja

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuatro de la madrugada en el apartahotel de Mâcon, al norte de Lyon. Los agentes de élite de la Raid francesa toman posiciones para asaltar una habitación. Dentro duermen plácidamente dos destacados miembros de la cúpula de ETA. Cuando los agentes irrumpen en el interior, una mujer echa mano de una tarjeta de memoria y se la mete en la boca. Contiene valiosa información.

Los policías han sorprendido a los etarras en la cama. Son Izaskun Lesaka, responsable del muy diezmado ‘aparato militar’, y Joseba Iturbide, calificado como máximo dirigente del aparato logístico. Son pareja y esconcen numerosas tarjetas de memoria con abundantes datos sobre la ETA que todavía queda en la clandestinidad.

Pero una de estas tarjetas SD es especialmente sensible para ellos. Esto explica que Lesaka, nada más comprobar que el apartamento era asaltado por policías, echara mano de ella rápidamente. Tal y como contó Carlos Herrera en su programa de Onda Cero, la dirigente etarra se tragó el dispositivo.

El Confidencial Digital ha logrado recoger más datos sobre esa escena. Fuentes de la lucha antiterrorista explican que Lesaka intentó que no quedase ninguna prueba de esta tarjeta. Esto fue lo que ocurrió:

-- La etarra se mete la tarjeta en la boca. La mastica y la intenta tragar. Enseguida tose y la engulle.

-- Los policías se percatan de que se ha tragado algo mientras reducen a Lesaka e Iturbide. Y se centran en ella. Inmediatamente echan mano de un compuesto que provoca el vómito y hacen que la etarra se lo trague.

-- Este producto le hace vomitar y los agentes policiales encuentran, efectivamente, que se ha tragado una tarjeta. Está rota, hecha varios pedazos y deteriorada por los jugos gástricos. Pero la han recuperado.

-- Introducen inmediatamente los fragmentos en una bolsa precintada y la guardan.

Las fuentes consultadas por ECD afirman que será prácticamente imposible recuperar la información que se encontraba dentro de esa memoria SD. No obstante, el material será escrupulosamente analizado por los técnicos para intentar extraer la mayor cantidad de datos posibles.

Añaden las mismas fuentes que el hecho de que Lesaka se tragara esa tarjeta indica que la información que contenía podría estar sin encriptar o contener datos claves sobre la banda terrorista.

Cómo era Izaskun Lesaka

La navarra era una de las tres dirigentes de ETA con más peso en la organización. Se encargaba de la rama militar, es decir, de los arsenales y las armas. Su pareja, Iturbide, era uno de los pocos instructores que podían quedar huídos.

Las fuerzas de seguridad españolas y francesas llevaban varios años detrás de Lesaka. Durante este tiempo les ha llamado especialmente la atención su capacidad para cambiar de imagen. Fue detenida teñida de rubia, pero en los últimos meses ha lucido cabelleras negras o más rojizas.

Es el caso de esta imagen que ha circulado menos y que demuestra que Lesaka cambiaba de aspecto a menudo:

Las fuentes consultadas por ECD apuntan que Lesaka era una de las dirigentes que no estaba dispuesta a abandonar las armas y que no era partidaria de continuar con vías exclusivamente políticas. Era consideraba la más ‘dura’ del triunvirato formado además por Iratxe Sorzábal y David Pla.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·