Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Juan Ignacio Zoido lleva tres semanas en el Ministerio

Nervios en la cúpula policial: el nuevo director no confirma a nadie en el cargo

Máxima expectación en las principales comisarías y entre los aspirantes a la dirección adjunta operativa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace trece días, el nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, anunció la reestructuración de la cúpula del Ministerio, con el nombramiento de los nuevos directores generales de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Este último, Germán López Iglesias, es consciente de que debe llevar a cabo cambios profundos en el Cuerpo, pero no da pistas sobre sus planes.

Germán López Iglesias, director de la Policía. Germán López Iglesias, director de la Policía.

Según explican a El Confidencia Digital altos mandos policiales, muchos comisarios esperaban tener ya clarificado su futuro, una vez que López Iglesias ha tomado posesión de su cargo. Y es que, con otros directores generales, “a estas alturas ya sabríamos quiénes van a seguir y quiénes van a ser relevados”.

En concreto, añaden las fuentes consultadas, López Iglesias ha roto la tradición, llevada a cabo por sus antecesores, de comunicar a los jefes de las principales comisarías si continúan, o no, en sus actuales puestos.

El nuevo director general, por tanto, ha decidido “no confirmar a nadie en el cargo” a la espera de tener listo el nuevo organigrama del Cuerpo Nacional, ya que “cualquier anuncio puede provocar una nueva guerra entre aspirantes a cargos de relevancia”.

La dirección adjunta, aún en el aire

Estos cargos son la jefatura de las grandes comisarías y, por supuesto, la dirección adjunta operativa, un puesto que lleva vacante desde la jubilación de Eugenio Pino y que ahora ocupa, de forma interina, Antonio Rodríguez.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que importantes comisarios aspiran a convertirse en DAO y, por tanto, si el nuevo director les ratifica en su actual puesto, “se puede entender como un movimiento para favorecer a unos frente a otros”.

Sea como fuere, y a pesar que el cargo de número dos de la Policía es de “libre asignación”, López Iglesias quiere seguir a rajatabla la nueva normativa de personal, convocando un concurso público ,para que ahí los aspirantes se postulen. Será entonces, una vez tomada la decisión sobre el DAO cuando, según las fuentes consultadas, confirme a la totalidad de la cúpula quién se queda y quién se va.