Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El jefe de los ‘antidisturbios’ contradice al Ministerio del Interior: un informe recoge que 53 policías estuvieron encerrados, incomunicados y sufrieron trato vejatorio en Venezuela

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 18 de marzo, un avión del ministerio de Defensa que debía trasladar a un grupo de presos que cumplían condena por tráfico de drogas en Venezuela fue retenido en Caracas por las autoridades venezolanas con 53 policías españoles a bordo. Interior emitió un comunicado asegurando todo se debía a “problemas en el plan de vuelo”. Pero el jefe de los ‘antidisturbios’ ha redactado un informe contradiciendo al ministerio.

En este informe, del que ha tenido conocimiento El Confidencial Digital, el comisario jefe de las Unidades de Intervención Policial (las U.I.Ps o los comúnmente conocidos como ‘antidisturbios’), José Antonio Togores, denuncia por escrito que los agentes españoles recibieron un “trato vejatorio” por parte del Gobierno de Hugo Chávez.

Concretamente, Togores recoge los siguientes hechos:

-- Los policías fueron recluidos en una base militar en Caracas y distribuidos en habitaciones para tres o cuatro personas. En la puerta de cada una se situó un policía venezolano limitando sus movimientos.

-- Los agentes españoles no podían acceder a las habitaciones de sus compañeros ni comunicarse con ellos. Cuando intentaban hacerlo, los venezolanos les obligaban a volver a su habitáculo.

-- Tampoco se les dejaba hablar por el teléfono. Algunos policías españoles establecieron contacto con España, pero si eran descubiertos por los venezolanos, les obligaban a colgar sus móviles.

-- Algún agente pidió algo para desayunar. Los venezolanos dijeron que no era posible ingerir en ese momento cualquier alimento.

El jefe de los ‘antidisturbios’ desmiente la versión de Interior y recoge en este informe que el plan de vuelo era algo que se establece con varios meses de antelación: la lista de los nombres de los presos que debían subirse al avión era clara y la Interpol tenía conocimiento de ese listado.

Fuentes policiales añaden que el comisario principal de España en Venezuela (un agregado del ministerio del Interior) no quiso intervenir en el incidente y dejó el asunto en manos de uno de sus subordinados, el jefe de la sección de detenidos de España, Octavio Barriales.

Estas fuentes destacan que Barriales, además de haber sido una persona cercana a José Luis Rodríguez Zapatero en su etapa en León, ha manifestado en varias ocasiones su ‘inquina’ hacia la Policía. De ahí que los agentes no recibieran ninguna atención, explican.

El informe redactado por Togores ha sido entregado al comisario general de seguridad ciudadana, José Marín, y elevado al director adjunto operativo, Miguel Ángel Fernández Chico. Las fuentes consultadas por ECD descartan que el jefe de la Policía vaya a tomar alguna decisión al respecto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·