Jueves 17/08/2017. Actualizado 13:34h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Dispositivo tras la consulta

100 de los 500 antidisturbios enviados a Cataluña por el 9-N permanecen en la región

Interior les mantiene movilizados en previsión de incidentes y manifestaciones de radicales. El GRS de Valencia también está activado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La consulta del pasado 9 de noviembre en Cataluña movilizó a 500 policías antidisturbios, que fueron enviados a la región, y a otros tantos guardias civiles, que esperaron instrucciones en cuarteles de Valencia y Aragón. Ahora, y pasadas ya dos semanas, Interior mantiene parte de ese dispositivo.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la Policía Nacional, el pasado 9-N fueron enviados a Cataluña diez grupos de antidisturbios (500 agentes), procedentes de las Unidades de Intervención Policial de Madrid, Bilbao, y Oviedo. Algunos de ellos, incluso, trabajaron durante algunos días, previos a la consulta, en las fronteras de La Junquera y Camprodon.

Los antidisturbios se alojaron en hoteles de Calella, sede habitual de los agentes que vienen desde fuera de Cataluña, y pudieron dejar los furgones en una explanada muy vigilada. Ya el 9-N, esperaron órdenes en el complejo policial de la Zona Franca de Barcelona, y se montaron operativos para proteger la Delegación del Gobierno y la Jefatura Superior de Policía.

100 agentes han permanecido en la región

Las fuentes consultadas por ECD explican que, a pesar de la “calma-chicha” existente en Cataluña tras la consulta, Interior ha decidido mantener en la región a 100 de los 500 agentes movilizados el pasado día 9. El objetivo, explican, es estar preparados ante posibles manifestaciones y altercados liderados por radicales.

Desde la Policía Nacional recuerdan que, en movilizaciones anteriores, grupos antisistema hicieron sentadas delante de la Delegación del Gobierno en Barcelona, y protagonizaron importantes destrozos del mobiliario urbano. Los Mossos, en esas últimas manifestaciones violentas, apenas pudo mantener el orden público.

En concreto, los agentes ponen como ejemplo la manifestación independentista celebrada en 2012, en la que los radicales quemaron varios coches de Policía que estaban en la puerta. Un suceso, explican, que no puede volver a repetirse.

Por ese motivo, y a pesar de la existencia de relevos de agentes, Interior ha mantenido a un centenar de antidisturbios procedentes de fuera de Cataluña. Ellos, junto a los compañeros de la UIP de Barcelona, garantizan la protección de edificios públicos y autoridades en el hipotético estallido de una protesta violenta. Sin embargo, desde el Cuerpo Nacional añaden que están preparados para enviar todavía a más efectivos.

El GRS de Valencia, activado

Ninguno de los Grupos de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil movilizados para el 9-N entraron finalmente en Cataluña. Sin embargo, los agentes del GRS número 3 de Valencia está “activados” ante cualquier eventualidad.

Su actuación es, a día de hoy, “altamente improbable”, ya que no “existe riesgo real” de altercados en zonas rurales, un peligro que sí existía el día de la consulta: “Ahí sí eran más factibles disputas entre vecinos por el tema de las urnas, pero ahora no perece que algo así vaya a pasar”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·