Lunes 21/08/2017. Actualizado 04:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Las teorías de la conspiración sobre el atentado de Boston: falsos mercenarios como autores, uno de los mutilados es actor y perdió las piernas en Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como ha venido ocurriendo en otros atentados, las teorías de la conspiración surgieron a las pocas horas del atentado de Boston y se han difundido de forma masiva por blogs, correo electrónico, redes sociales y vídeos de Youtube. Éstas son las principales.

Las fotografías realizadas por los participantes y espectadores del maratón de Boston sirvieron para identificar a los sospechosos y presuntos terroristas que atentaron ese día. Pero también revelaron la presencia en la escena de “extraños” personajes con apariencia militar que portaban mochilas negras. Las imágenes incluso fueron difundidas por algunos los informativos de algunas cadenas nacionales de televisión en España.

Al poco de aparecer en internet, muchos usuarios realizaron una intensa labor de investigación y análisis sobre quién son y que hacían estos personajes en la escena del atentado: vestían botas de aspecto militar, pantalones con bolsillos de color caqui y abrigos negros y mochilas a sus espaldas. –vea fotografías al final de la noticia-.

Uno de ellos llevaba un pinganillo en su oreja. El otro, una gorra con una calavera. El logo de una compañía privada de entrenamiento para militares, ‘Craft’, fundada por un ex miembro de los SEAL, la unidad de élite norteamericana.

En otra fotografía incluso se podía ver a un tercer personaje, vestido idénticamente, manipulando con su mano un aparato de reducida dimensión mientras dirige su mirada hacia el lugar donde acababa de explotar una de las bombas.

Todos estos datos se recopilaron formando una ‘teoría de la conspiración’ que apuntaba a que algún grupo militar o paramilitar había provocado el atentado con intención de atribuir su autoría al terrorismo islámico o para “frenar la ley de control de armas”. Sin embargo, existe una explicación, aunque incomprensiblemente las autoridades norteamericanas no han querido salir al paso de las especulaciones.

Expertos en amenazas radiológicas

Una fotografía –véala más abajo- publicada por el diario The Guardian, mucho menos difundida, muestra a un grupo más numeroso de personajes con semejante atuendo corriendo de espaldas durante los primeros minutos del atentado. En su espalda pueden leerse las siglas ‘CST’ - Civil Support Team, Equipo de Asistencia Civil-. Muchos de ellos han recibido cursos de formación pagados por el Estado en la citada compañía ‘Craft’.

Se trata de un cuerpo de voluntarios civiles, adiestrados por el Gobierno de Estados Unidos, que son movilizados cuando se presenta un evento de mucha afluencia en el que pueda producirse alguna emergencia o atentado de gravedad. Están específicamente entrenados y equipados para detectar restos de radiactividad o elementos químicos en caso de ataque.

Según se publicó antes de los atentados, aquel día se había movilizado en Boston un pequeño grupo de voluntarios del CST –pertenecientes a la Guardia Nacional-. Parece, por tanto, que los ‘sospechosos’ son en realidad integrantes de un grupo de actuación ante emergencias, y la fotografía del supuesto ‘detonador’ en manos de uno de ellos es un medidor Geiger de radiactividad.

El militar mutilado en Afganistán

Una de las víctimas fue vital para la investigación durante los primeros días. Se trata de Jeff Bauman, que presenciaba el maratón justo al lado de donde explotó una de las bombas. Perdió las dos piernas y su fotografía, siendo evacuado en silla de ruedas del lugar, se ha convertido en el icono de los atentados.

Al recuperarse en el hospital, Bauman dio detalles al FBI sobre algunas personas sospechosas que finalmente fueron identificadas como los hermanos Tsarnaev. Sin embargo, para entonces ya era protagonista de una nueva teoría de la conspiración: Bauman era, en realidad, un “actor”.

Circulan por internet numerosos vídeos en los que incluso se asegura que Bauman se llama en realidad Nick Vogt y es un militar que fue amputado durante una misión en Afganistán. Alegan que en la secuencia fotográfica tras el atentado puede vérsele mover con agilidad sus muslos, o que no había sangrado lo equivalente a sus heridas.

El padre de Bauman compareció ante los medios de comunicación para negar todas estas historias y exigir respeto por su hijo, aún en recuperación.

Vea a continuación algunas de las fotografías en las que se sustentas las teorías de la conspiración sobre el atentado de Boston:

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·