Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Alerta europea a todos los policías

El Estado Islámico busca yihadistas conversos que tengan permiso de armas

Les interesan ciudadanos que no hayan adquirido aún un nombre musulmán y por tanto puedan comprar legalmente rifles y escopetas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El aviso llegado a España proviene de los servicios de inteligencia europeos: el acoso policial a las redes de tráfico de armamento ha dificultado el acceso de yihadistas a armas de fuego. Ante eso, tratan de conseguirlas legalmente a través de integrantes ‘limpios’, es decir, conversos que aún mantienen su documentación anterior.


Imágenes del atentado yihadista en París. Imágenes del atentado yihadista en París.

En los últimos meses, y sobre todo tras los atentados de Francia, los servicios de lucha antiterrorista han cerrado su vigilancia sobre el tráfico ilegal de armamento. Los terroristas responsables de la matanza en la redacción del semanario Charlie Hebdo habían adquirido las armas largas y pistolas a través de un vendedor belga.

Los esfuerzos por evitar el acceso de miembros de células yihadistas al mercado negro están siendo muy eficaces. “A más vigilancia, mayor precio y menor oferta en el mercado. Los traficantes de armas fichados se han escondido, no hacen tratos con musulmanes” explican a El Confidencial Digital fuentes de la lucha antiterrorista española.

Órdenes del Estado Islámico

Esa situación de dificultades y de carencia ha provocado que los grupos yihadistas, en especial aquellos que reciben órdenes directas del Estado Islámico desde Siria, busquen soluciones “imaginativas”. Y una de ellas pasa por obtener armas de forma legal.

Según un aviso de inteligencia antiterrorista emitido por un país europeo –las fuentes consultadas evitan dar el nombre-, se han interceptado mensajes procedentes de Siria en los que se aconseja a las células utilizar el nombre occidental de alguno de sus integrantes conversos. Es decir, el nombre anterior a su conversión, siempre y cuando aún lo mantenga en los documentos oficiales.

Identidades ‘limpias’

De esta forma, esas personas podrían acceder a la licencia que permite comprar en armerías de rifles ‘legales’, que luego serían utilizados para fines terroristas.

Estas identidades ‘limpias’ de los conversos tienen una ventaja: no provocan una investigación previa, que sí podría realizarse en caso de que el comprador fuera de origen árabe.

Adquirir legalmente un arma en España –al menos de caza, no así una pistola- es “relativamente fácil siempre que se cumplan unos requisitos”. La licencia tipo E, por ejemplo, permite la compra de una escopeta o rifle de caza, acreditando que se vaya a utilizar para dicha práctica.

Sin antecedentes penales ni de violencia de género

La Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, que expide las licencias, exige un certificado de aptitudes psicofísicas, un certificado de antecedentes penales, otro sobre violencia de género, fotocopia del DNI, y una licencia de caza, que se puede obtener presentando la solicitud y pagando la tasa autonómica.

Cumpliendo estos requisitos y presentando esta documentación, basta con pagar una tasa de 14,97 euros para que se haga efectiva la expedición de la licencia de armas de caza.

Armas largas y pistolas, más difíciles de conseguir

“El acceso a armamento de guerra está muy restringido, pero las de caza y tiro deportivo son accesibles. No resultarían tan letales como las primeras, pero sí pueden causar graves daños y muertes”, explican las fuentes.

En cuanto a pistolas y revólveres, la venta está también restringida en España, salvo las de tiro deportivo. Interior solicita que exista un riesgo directo para la integridad física del poseedor de la licencia, como amenazas personales, negocios habitualmente objeto de delitos como las joyerías, etc.

También se investiga la posibilidad de que islamistas pretendan captar a personas que se hayan dedicado a tareas de vigilancia privada, y por ello dispongan del permiso de armas específico. Aunque las fuentes consultadas descartan que esa línea sea “preocupante a día de hoy”.