Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los ‘indignados’ dejan sin vacaciones a la Policía Municipal de Madrid. Las movilizaciones anunciadas les obligan a doblar turnos, jornadas de 16 horas y a quedarse sin descanso semanal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Varias unidades de la Policía Municipal de Madrid se quedarán sin vacaciones durante este mes de agosto. Los agentes, que blindarán la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), se han encontrado con un problema inesperado: el posible boicot de los ‘indignados’ del 15-M. Doblarán sus jornadas laborales y perderán el descanso semanal.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el Cuerpo de Policía Municipal se ha visto obligado a reprogramar su operativo de seguridad debido al movimiento 15-M, que estos últimos días ha multiplicado su actividad.

De esta forma, al esfuerzo en preparativos que supone un evento de las características de la JMJ, se le ha sumado el anuncio de un intento de boicot por parte de los ‘indignados’. La Policía Municipal de Madrid trabajará, por tanto, al límite de su capacidad para garantizar la seguridad y el normal desarrollo de la visita del Papa.

Las principales unidades afectadas son dos: la Unidad Especial de Tráfico y las Unidades Centrales de Seguridad, cuyos agentes se han visto obligados a retrasar sus vacaciones o a cancelarlas. El 100% de sus efectivos tienen que estar obligatoriamente en Madrid.

El resto de unidades, explican los afectados, aportarán un 20% más de agentes al dispositivo habitual para estas fechas. A todo ello hay que sumar el dispositivo especial de la Policía Nacional.

Se trata de una decisión única y que ya ha provocado las quejas de los agentes. El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) de Madrid explica cuáles serán las consecuencias para los afectados:

-- Durante estos quince días, un buen número de agentes no podrá disfrutar del descanso semanal obligatorio -según el protocolo de horarios- de 48 horas.

-- Incremento de la jornada laboral: tendrán que doblar turnos y algunos trabajarán hasta 16 horas seguidas. No será un caso generalizado, pero sí que se repita con relativa frecuencia.

El CPPM denuncia que mantener durante tantos días a los agentes sin el descanso adecuado puede provocar el excesivo desgaste de aptitudes tanto psíquicas como psicológicas.

El sindicato se queja de la poca previsión con la que se ha montado el dispositivo. Recalcan que la causa que ha provocado que muchos de sus agentes hayan tenido que cancelar sus días libres es la falta de personal.

Algunos agentes que comenzaban sus vacaciones estos días han perdido sus reservas y no han recibido compensación económica, lamentan los afectados.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·