Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Hay al menos doce muertos y 64 heridos en la capital británica

Los rascacielos españoles no están preparados para soportar un incendio como el de Londres

Hablan expertos en combustión y edificación: las nuevas estructuras siguen sin resolver la fusión a altas termperaturas del hormigón armado y el pretensado de acero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El incendio de un edificio de 27 plantas en Londres trae a la memoria sucesos similares, como el de la torre Windsor en Madrid, y especialmente los atentados yihadistas contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. La conclusión de expertos españoles en el tema es que tras estos casos no ha habido avances suficientes para evitar grandes incendios en edificios.

Incendio de la Torre Grenfell en Londres. Incendio de la Torre Grenfell en Londres.

La Torre Grenfell, situada en Kensington, al este de Londres, comenzó a arder pasados quince minutos de la medianoche de este miércoles 14 de junio. Se desconocen por el momento las causas del suceso, que provocó la muerte de doce muertos (datos del miércoles por la noche) y más de sesenta heridos.

La imagen de la torre envuelta en llamas recuerda casos ocurridos en España, como el incendio de la Torre Windsor de Madrid en 2005 y por supuesto los atentados terroristas del 11-S, en 2001, cuando yihadistas estrellaron dos aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York, provocando explosiones que desataron un fuego que contribuyó a derrumbar estos colosos de acero, hormigón y cristal.

Han pasado más de 15 años desde los ataques a las Torres Gemelas, y la conclusión de varios expertos es que “no hay solución al fuego en un rascacielos”.

Pocos avances frente a altísimas temperaturas

Según ha podido comprobar El Confidencial Digital, hace apenas dos meses la Real Academia de Doctores de España organizó una sesión de debate con el título “Qué derribó las Torres Gemelas”. Allí, varios especialistas en edificación, combustión y estructuras coincidieron en que los materiales y el diseño de los edificios no han experimentado mejoras, avances que puedan evitar incendios que los pongan en peligro.

Antonio Mas-Guindal, profesor del Departamento de Estructuras y Física de Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid, aseguró que el diseño de los edificios frente a la amenaza del fuego “está como hace treinta años”. El 11-S puede motivar a investigar en esa dirección y conseguir avances, pero aún no ha habido grandes descubrimientos en el terreno de la mecánica estructural, indicó Mas-Guindal.

Este experto habló del caso de las Torres Gemelas, un caso peculiar porque uno de los aviones se estrelló con miles de litros de combustible que multiplicaron el incendio. Pero en cualquier caso, los edificios siguen estado construidos -y se siguen construyendo los nuevos- con hormigón armado y pretensado de acero.

Y en caso de fuego intenso y prolongado, el acero sometido a tensión se plastifica y pierde “drásticamente” su rigidez. “Como plastilina”, apuntó José María Martínez-Val, presidente de la sección de Ingeniería de la Real Academia Española de Doctores.

No hay por tanto materiales de construcción nuevos que supongan una solución que resista un gran fuego, prolongado en el tiempo y que alcance unas temperaturas altas a las que no resista el acero.

Además, no es el único problema que no se ha solventado por el momento. Las dos Torres Gemelas contaban con tres tanques de agua de 18.500 metros cúbicos para caso de incendios: pero no sirvieron de nada en este caso para sofocar el fuego.

Los expertos en construcción de edificios también apuntaron que aún siguen latentes otros asuntos, como la evacuación de personas y la extinción del fuego, que no están resueltos: en parte, porque son inherentes a la escala y la altura del edificio, y no tanto dependientes de los materiales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·