Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Capturados el viernes en Nador

Los yihadistas detenidos planeaban entrar en Melilla vestidos con ropa de mujeres

La policía marroquí les ha intervenido prendas femeninas y documentos a los sospechosos. Los combatientes del ISIS han utilizado este disfraz para huir de Siria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ocho de los nueve integrantes de la célula desarticulada el pasado viernes en Nador y Melilla tenían entre sus pertenencias ropajes y prendas de vestir femeninas típicamente islámicos. Los investigadores sospechan que planeaban entrar en Melilla camuflados como mujeres.

Imánges de la detención en Melilla de Said Mohamed, cabecilla de la red yihadista. Imánges de la detención en Melilla de Said Mohamed, cabecilla de la red yihadista.

El Confidencial Digital adelantaba el pasado viernes que la detención de los nueve yihadistas con vinculaciones con el ISIS y con AL Qaeda en el Magreb Islámico partía de un aviso de la ‘Direction de la Surveillance du Territoire’ (DST), el servicio de inteligencia interior de Marruecos.

Ocho de los detenidos fueron capturados por agentes de la DST en Nador, mientras el cabecilla de la red, Said Mohamed –cuyo hermano, Zakaria, es ex militar español actualmente integrado en el ISIS-  , fue detenido en su vivienda en la Cañada de Hidum (Melilla). Posteriormente fue trasladado a Madrid, donde la Audiencia Nacional ha decretado prisión sin fianza.

Según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ECD, en la operación llevada a cabo en Nador la policía marroquí ha incautado numerosa documentos –físicos y en soporte informático- de los sospechosos, que están siendo analizados.

Ropa de mujer y documentos de identidad

Estas voces aseguran a El Confidencial Digital que entre las pertenencias halladas en los domicilios de los detenidos se han hallado diversas prendas de vestir femeninas típicamente árabes, como nicabs –el velo que cubre toda la cabeza exceptuando los ojos- y velos coloridos.

Expertos consultados por ECD aseguran que en el caso de los nicab, seguramente su uso quedaría restringido para la circulación de los integrantes de la célula por dentro del territorio marroquí, ya que este tipo de prenda –junto con túnicas negras- “puede despertar sospechas entre las fuerzas de seguridad fronterizas, al ser usadas habitualmente por seguidores de corrientes más radicales del islam”.

Las otras prendas, como las usadas por la mayoría de las mujeres marroquíes de la zona –con colores vivos-, levantaron las sospechas de que pudieran planear entrar en España camuflados como mujeres. De hecho, la policía marroquí también incautó a uno de los detenidos documentos de identidad pertenecientes a mujeres.

Disfrazarse con ropas de mujer, explican estas voces, ha sido una técnica a la que han recurrido en múltiples ocasiones los combatientes del ISIS, sobre todo para huir de zonas de Irak y Siria que habían sido reconquistadas por las Fuerzas Armadas de estos países.

Escapar de la presión de Marruecos

Según los datos ofrecidos por fuentes antiterroristas, la célula desarticulada estaría tratando de escapar de Marruecos al detectar que los servicios de inteligencia y la policía alauí estaban tras su pista.

De hecho, según la información aportada por estas fuentes, el cabecilla –Said Mohamed- fue interrogado días antes durante cuatro horas, según recoge también el diario local de Melilla ‘El Faro’- por la policía de Marruecos. En el interrogatorio se le preguntó únicamente por el paradero de su hermano Zakaria.

Se trató, dicen, de una técnica del DST marroquí para forzar a los ocho sospechosos ocultos en Nador a salir de sus escondites, alertados por la detención y posterior liberación de Said Mohamed. La Comisaría de Información estuvo permanentemente informada de esas pesquisas.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·