Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Tenemos el Ejército que necesita España?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España es uno de los países europeos con unas fuerzas armadas más modernizadas, fruto de dos décadas de inversión en material y armamento de última generación. Sin embargo, ¿es suficiente? ¿Podría defender a España de una agresión? ¿Es capaz de cumplir con los compromisos internacionales adquiridos?


Militares españoles. Militares españoles.

España ocupa el puesto 28 del ranking mundial de Fuerzas Armadas, una comparativa que mide el tamaño de su fuerza permanente –el número de militares que la integran-, pero deja al margen el equipamiento que dispone, la instrucción que reciben y, sobre todo, la operatividad de sus ejércitos.

Por ello, para evaluar si España tiene el Ejército que necesita es necesario atenerse a criterios cualitativos más que cuantitativos. Para ello hay que determinar las necesidades en materia de defensa nacional de España y los compromisos internacionales adquiridos con los socios: la OTAN, la Unión Europea… Y antes de ello hay que determinar si las amenazas y riesgos que pesan sobre España justifican un ejército de tales proporciones. El auge del terrorismo yihadista en las dos últimas décadas da respuesta a esa pregunta.

Misiones en el extranjero

En la actualidad el ejército de nuestro país tiene desplegadas 16 misiones activas en territorio internacional. Están repartidas por diferentes países de Europa, Oriente Medio y África. La gran presencia exterior es consecuencia de las acciones del gobierno en política exterior y derivada del análisis de riesgos y amenazas que puedan afectar a la seguridad de la escena internacional activa.

En opinión de fuentes militares consultadas para la elaboración de este artículo, las Fuerzas Armadas españolas tienen plena capacidad para asumir los retos internacionales en los que está inmersa. Incluso, dicen, podría doblar su participación sin problemas logísticos, humanos y de material –los recursos económicos son tema aparte-.

Casi 8.000 kilómetros de costa

Sin embargo, la defensa del territorio nacional es otra cuestión diferente. En primer lugar, España cuenta con 7.905 km de costa.

Disponer de una marina operativa y bien adiestrada es una cuestión clave para la seguridad nacional. Desde el control del tráfico de armas hasta la defensa costera dependen en buena medida de la Armada española.

En los últimos años, la Armada ha perdido algunas unidades importantes como el portaaeronaves Príncipe de Asturias. Sin embargo, lo ha sustituido por el Buque de Proyección Estratégica ‘Juan Carlos I’, más versátil pero no tan operativo para misiones que requieran del ala aérea embarcada, es decir, de cazas.

El principal problema, explican, está en el déficit de cazas Harrier que dispone España. Hace apenas dos años, el Ministerio de Defensa decidió dar de baja 12 de los 24 AV-8B Harrier II Plus de la 9ª Escuadrilla de Aeronaves. “Es a todas luces un número insuficiente” explican las fuentes consultadas.

Sin embargo, la defensa marítima y aérea del litoral de España tiene en las fragatas F-100 –equipadas con el sistema de combate Aegis- un gran aliado. De hecho, son muchos los países que se han interesado en este modelo de buque para sus marinas, ya que está a primer nivel mundial en cuanto a capacidades técnicas.

Los submarinos…

El problema de las costas, explican a ECD fuentes militares, es el arma submarina. A día de hoy, España no tiene lo que necesita. Existen carencias “gravísimas. España tiene actualmente tres buques, el ‘Mistral’, el ‘Galerna’ y el ‘Tramontana’.

Se trata de una serie desarrollada en los años 70, que entró en servicio a principios de los 80, y que se encuentran próximos al fin de su vida operativa. Además, las carenas e inspecciones a las que deben ser sometidos para mantenerlos en servicio dejan en muchas ocasiones a España “con un solo submarino para todo el litoral”.

Los problemas de su sustituto, el S-80, son conocidos. Desde sobrepeso, fallos de diseño, problemas de motores sin soluciones a la vista… “en arma submarina, España suspende” afirman los oficiales consultados.

Un ejército de Tierra preparado

El material español de Tierra “tiene poco que envidiar del de otros aliados”. Más de 300 carros de combate Leopard 2E, carros ligeros Pizarro, Centauros, artillería autopropulsada M109… España “está servida” en cuanto a potencia en el campo de batalla.

Otra cuestión diferente es el transporte de tropas, una cuestión fundamental para las actuales misiones del Ejército de Tierra que se desarrollan fuera de nuestras fronteras. Amenazas como la de los explosivos improvisados a las que se enfrentó España en Afganistán hicieron necesario adquirir más de un centenar y medio de vehículos antiminas RG-31, denominados genéricamente MRAPS, que protegen a sus ocupantes de explosiones en los bajos. Se unen así a los casi 400 vehículos ligeros Lince.

Eurofighters, drones, A400M…

En cuanto al Ejército del Aire, las fuentes militares consultadas aseguran que las unidades de combate están “bien equipadas”. Dispone de 53 cazas Eurofighter, uno de los más modernos del mundo, que en breves dispondrán de nuevo armamento como los misiles Mistral o los Meteor.

En cuanto a la flota de F-18, España tiene distribuidos por las Alas 12 (Torrejón), 15 (Zaragoza) y 46 (Gando, Canarias) un total de 86 cazas. Las dos primeras alas han atravesado un proceso de modernización que finalizó en 2009, y aún continúan siendo “punteros” en cuanto a tecnología y sistemas de aviónica y combate.

En cuanto a las alas de transporte, la flota de C-130 Hércules –en servicio desde los años 70- será paulatinamente renovada con la entrada en servicio del A400M, un proyecto cuestionado pero llamado a convertirse en el avión de transporte militar más potente del mundo.

La mayor carencia actual del Ejército del Aire está en los drones. España sigue esperando la llegada de los ‘Reaper’ cuya compra anunció Defensa. De ellos, explican fuentes militares, dependerá en buena medida la operatividad futura de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·