Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Hucha de las pensiones. ¿Cuándo hay que empezar a ahorrar para la jubilación?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿A qué edad hay que plantearse seriamente el ahorro para la jubilación? ¿Cómo se puede ahorrar de forma sencilla y controlada? ¿Cuánto se debe tener ahorrado a los 30? ¿Y a los 40? ¿Qué cosas es posible hacer también en el día a día para cultivar el ahorro?


Mariano Rajoy saluda a unos pensionistas. Mariano Rajoy saluda a unos pensionistas.

El Gobierno reconoció, en el Plan Presupuestario que envió a la Comisión Europea, a mediados de octubre, que necesitará seguir recurriendo a la “hucha de las pensiones” para las dos pagas extra de 2017. Como consecuencia, el Fondo de Reserva, que a cierre de 2015 contaba con 32.481 millones, se quedará en 13.500 a finales de 2016. Con esa cifra, deberá afrontar un ejercicio, el de 2017, en el que el Gobierno estima que el déficit de la Seguridad Social será del 1,4%.

Teniendo en cuenta que el PIB ascenderá a 1,157 billones, la desviación superará los 16.000 millones. O, dicho de otra manera, el Fondo se quedará en números rojos y no podrá completar, al menos por sí solo, las mensualidades y las extras a partir de 2018.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se constituyó para tener un remanente de dinero con el que pagar las pensiones contributivas en caso de necesidad, por ejemplo, en períodos de crisis. Para evitar que se quedara a cero o que se usara de golpe, se estableció un límite. Sólo se puede utilizar el equivalente al 3% del gasto anual destinado a la financiación de las pensiones contributivas y de su gestión, es decir, alrededor de 3.000 millones al año.

Pánico entre los pensionistas

El Gobierno ha constatado también una enorme preocupación entre los ciudadanos por la financiación de las pensiones. Lo ha confirmado tras el aluvión de llamadas a distintos organismos del Estado, que le ha llevado a lanzar una alerta al resto de partidos. Ha conseguido arrancarles un acuerdo para calmar a la población sobre el pago de las prestaciones en el futuro.

Estas llamadas de pánico han alertado a las autoridades de que el mensaje de calma no acaba de calar en la calle. La preocupación es creciente. Y más después de que España reconociera ante Bruselas que la hucha de las pensiones está a punto de vaciarse. Sólo queda dinero en la caja de la Seguridad Social para un año.

Tampoco hay que pasar por alto que la inquietud por las pensiones llevaba varios años contenida. Sin embargo, el mismo mes en el que se reabrió el debate sobre el futuro de la Seguridad Social, a raíz del reintegro de 9.700 millones de la hucha, la percepción de la jubilación como un problema para los españoles se dobló. Pasó de un 2,3% en junio al 4,2% de los españoles en julio, según el Barómetro del CIS del mes de agosto.

Es el nivel más alto desde enero del 2011, cuando se alcanzó un porcentaje idéntico coincidiendo con la escalada de la prima de riesgo de la deuda pública y el inicio del procedimiento para rescatar a la banca española. Desde mediados del 2011, la preocupación de los españoles por esta cuestión había empezado a moderarse hasta llegar a niveles muy bajos: llegó al 1,5% durante 2014.

Una jubilación tranquila

El sistema de pensiones español atraviesa un momento complejo. Las proyecciones del INE aseguran que 1 de cada 3 ciudadanos tendrá más de 65 años en 2066. La pirámide poblacional se invierte progresivamente y es difícil pensar en que cuando llegue la jubilación se cobrará una pensión que permita vivir acorde a las expectativas.

Volviendo a la pregunta del millón: ¿cuánto hay que ahorrar para tener una jubilación adecuada a un proyecto de vida? VidaCaixa, basándose en un análisis de Rob Berger en la revista Forbes sobre el llamado Fondo de Libertad Financiera, trasladó esta pregunta a Enrique Borrajeros, presidente del Comité de Comunicación del European Financial Planning Association (EFPA). Siempre valorando las salvedades de cada caso, el experto estima que “una persona de 30 años con el objetivo de alcanzar 3.000 euros mensuales en jubilación deberá realizar aportaciones de 280€ e ir incrementando un 7% anual dicha aportación”.

¿Cuáles son las claves del ahorro?

-- Tiempo: cuanto antes se empiece, mejor: “a los 65 años valdrá igual el ahorro que se hizo entre los 25 y los 35 que el realizado entre los 35 y 65”.

-- Constancia: al empezar el ahorro da la sensación de que se logra muy poco, pero desistir es un error. “Si se persevera, al final los pasos se van alargando”. Ahorrar cada mes como si fuera un gasto fijo es fundamental.

-- Rentabilidad: hay decenas de productos para decenas de clientes. La ayuda de los profesionales es básica para saber cuál se adecúa más a nuestras necesidades.

Estas son las herramientas básicas

-- El plan de pensiones: un producto de ahorro con ventajas fiscales que sirve como complemento a la pensión pública. Se pueden aportar un máximo de 8.000 euros anuales y la cantidad es deducible de la declaración de la renta.

-- El PIAS: siglas del plan de individual de ahorro sistemático, es una herramienta a largo plazo con interés garantizado. Su límite de aportación es el mismo, sin embargo, la diferencia es que el máximo para contribuir a lo largo de la vida del producto son 240.000 euros. Se puede disponer del dinero siempre que se quiera, sin embargo, el impacto fiscal solo se obtendrá al retirar el dinero.

-- SIALP: el seguro de ahorro individual a largo plazo es un producto ideado para personas que quieren ahorrar durante al menos cinco años. Pasado este periodo se pueden rescatar las aportaciones realizadas con exenciones tributarias de los rendimientos. La diferencia con el PIAS es que no existe ningún tope histórico de aportación y, además, tiene más flexibilidad que el PIAS: se pueden aportar desde 6 euros al mes y la herramienta cuenta con liquidez inmediata sin penalización.

Los pequeños detalles son importantes

Muchos expertos sostienen que pequeñas acciones en el día a día pueden llevar emparejado un ahorro considerable: llevar la comida al trabajo, revisar los contratos de suministros, reconsiderar las tarifas del smartphone o la televisión, plantearse ir al gimnasio si no se acude con regularidad o ir andando o en bici a los sitios… pueden suponer hasta 600€ de ahorro cada mes. Puede encontrar información más específica en el blog de VidaCaixa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·