Lunes 22/12/2014. Actualizado 14:36h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Te lo aclaro

2014, año político decisivo

El 2014 ha sido calificado por Mariano Rajoy como el de “la recuperación económica”. Sin embargo, quedan por delante varios acontecimientos de vital importancia para la vida política española. El Ejecutivo deberá afrontar el desafío soberanista catalán y una probable crisis de gobierno, sin olvidar el telón de fondo de las elecciones europeas.

Ruiz-Gallardón, Soraya Sáenz de Santamaría, Rajoy, Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre en un mitín del PP. Ruiz-Gallardón, Soraya Sáenz de Santamaría, Rajoy, María Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre en un mitín del PP.

Las tres grandes materias que preocupan al Ejecutivo de Mariano Rajoy son las siguientes:

-- Elecciones al Parlamento Europeo. Tendrán lugar entre el 22 y el 25 de mayo. Será la primera gran oportunidad de la ciudadanía española para castigar de forma directa al Gobierno de Rajoy, si así lo precisa.

La última encuesta de Sigma Dos, publicada en El Mundo el pasado 2 de enero, anticipa que el Partido Popular ha perdido un 11,3 por ciento de los votos, pasando del 44,6 por ciento cosechado el 20 de noviembre de 2011 a un hipotético 33,3%.

No obstante, el PSOE no mejora su balance y también cae en los sondeos. Del 28,8 por ciento de los votos que sumó en 2011, ahora firmaría un 24,4 por ciento, lo que supone una caída del 4,4. Los grandes beneficiados son los partidos minoritarios, como Izquierda Unida (que multiplicaría por más del doble sus resultados, pasando del 6,9 al 14,7 por ciento) y UPyD (que cosecharía el 9,8 por ciento de los votos por el 4,7 de 2011).

Está por ver si realmente esta intención de voto se ve reflejada en los comicios europeos, o de qué manera lo hace. Todos los partidos señalan en rojo este evento en sus agendas, ya que podría ser un anticipo de las futuras elecciones autonómicas y generales (2015).

También resultara interesante despejar la incógnita de si la oposición consigue posicionarse como un bloque conjunto o si por el contrario sus diferentes partidos deciden actuar en solitario.

-- Crisis de Gobierno. Sin abandonar la esfera de las elecciones europeas, Mariano Rajoy declaró la pasada semana que alguno de sus actuales ministros podría encabezar la candidatura del Partido Popular a tales comicios. Si bien, el presidente también aseguró que no ha dedicado aún “ni un minuto” a pensar sobre el asunto.

Si alguno de los ministros del Ejecutivo deja su cargo para ocupar un puesto en Europa, Rajoy se vería obligado a llevar a cabo una crisis de gobierno. Sería la primera de la actual legislatura, que acaba de cruzar su ecuador.

De sustituir a alguno de los miembros del Gobierno, Rajoy podría optar por cambiar varias piezas ante el desgaste sufrido por la mayoría de ellos. En la última encuesta de Sigma Dos, ninguno de los ministros alcanza el aprobado, siendo Miguel Arias Cañete (Agricultura) el mejor valorado con un escaso 3,5.

José Ignacio Wert (Educación), Ana Mato (Sanidad) y Fátima Báñez (Empleo) han sido los ministros más criticados a lo largo de estos dos años de gobierno popular debido a las políticas de recortes en sus materias, lo que les lleva a ser los peor valorados (2,4, 2,5 y 2,6, respectivamente). Podrían ser algunos de los elegidos.

A ellos se les ha sumado en última instancia Alberto Ruiz-Gallardón tras la polémica revisión de la Ley del Aborto. El ministro de Justicia ha pasado de ser uno de los mejor valorados al comienzo de la legislatura a estar en el vagón de cola junto a los antes mencionados.

 -- Referéndum soberanista en Cataluña. El próximo 9 de noviembre es la fecha elegida por Artur Mas y Oriol Junqueras para celebrar la consulta independentista en la comunidad autónoma. Un proceso ante el que Mariano Rajoy ha insistido en que “no puede celebrarse” y ha negado dialogar al respecto: “España y la soberanía nacional no son negociables”.

Artur Mas, presidente de la Generalitat, ha amenazado por su parte con celebrar elecciones anticipadas este 2014 en la comunidad si finalmente no se lleva a cabo su propuesta.

El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el portavoz de CiU en el congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, han propuesto una tercera vía para tratar de llegar a un acuerdo entre los Ejecutivos catalán y nacional. Sin embargo, Rajoy se ha mostrado firme en su discurso, algo que puede causar diferentes consecuencias a lo largo de estos doce meses.

El PP, preocupado por Madrid y Valencia

Tanto la Comunidad de Madrid como la Comunidad Valenciana han sido dos de los territorios más favorables para el Partido Popular en la historia reciente de España. En ambas asambleas, los populares gobiernan desde 1995, por lo que sumarán 20 años en el poder en las próximas elecciones autonómicas de 2015.

La comunidad madrileña podría caer en manos de la oposición si consiguen unirse y pactar una coalición, a tenor de los últimos sondeos. El PP perdería la mayoría absoluta y se situaría con 53 escaños de los 65 necesitados (justo los que suma en la actualidad). El PSOE también caería, con 34 diputados por los 36 actuales, sin embargo, IU alcanzaría los 25 (tiene 13) y UPyD sumaría 19 (sacó ocho en 2011).

El Partido Popular se vería obligado a pactar con la formación de Rosa Díez para alcanzar entre las dos fuerzas los 65 escaños. No obstante, UPyD tendría la llave del gobierno, ya que si optase por unirse a PSOE e IU, entre los tres sumarían 78 diputados, seis más de los necesarios.

La Comunidad Valenciana es otro de los bastiones históricos del Partido Popular que podría caer en los próximos comicios autonómicos de 2015. A la política austera del Ejecutivo valenciano se suman dos grandes polémicasque han afectado a la intención de voto de los populares: la dimisión de Francisco Camps y el posterior nombramiento de Alberto Fabra pocos meses después de la celebración de las elecciones, y la reciente desaparición de Canal Nou, la televisión autonómica.

Las encuestas anticipan que el PP perdería 15 escaños si se celebraran los comicios en este momento, por lo que el partido en el poder perdería la mayoría absoluta que goza en la actualidad gracias a sus 55 diputados. Ni siquiera un posible pacto con UpyD garantizaría el gobierno, ya que entre los dos sumarían 47 escaños, a tres de la mayoría.

La izquierda recuperaría el poder 20 años después, siempre y cuando alcanzasen un pacto PSPV-PSOE (lograría 27 escaños), Compromís (13) y Esquerra Unida (11). Entre los tres partidos sumarían 51 diputados, uno más de los requeridos para gobernar por mayoría absoluta.

-- A esto se suma también que hay comunidades autónomas en las que el partido que gobierna en España (PP) no tiene líder definido: Andalucía, Murcia, Castilla y León, La Rioja, Cataluña

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·