Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

La crisis de la prensa en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Recortes salariales, expedientes de regulación de empleo, descenso de lectores y de publicidad... 2009 es el año de la crisis, también en el periodismo..

-          La crisis de la prensa en España afecta principalmente a prensa escrita y televisiones. En el caso de las televisiones resultan determinantes, por inevitables, los costos fijos de producción, así como el descenso de la publicidad; en el caso de la prensa escrita, la crisis tiene características propias que llegan a afectar a su propia definición.

-          La crisis de la prensa escrita es en buena parte endógena y no es un fenómeno español sino mundial. En EEUU, por ejemplo, sólo el Wall Street Journal crecerá en plantilla en 2009, en tanto que medios tan representativos como LA Times, NY Times, Chicago Tribune, Newsweek, sufren pérdidas o cambian de propiedad. El prestigioso rotativo bostoniense Christian Science Monitor acabará, simplemente, con su edición en papel. En Francia, diarios como Le Monde o Libération llevan en situación comatosa largos años.

-          En primer término, la crisis es publicitaria. Hay una opacidad interesada en los datos: más allá de que se prevea menos de un 4% de aumento total de publicidad en los medios, la factura publicitaria de El Mundo, El País y el ABC se ha reducido en más de un 30% respecto al último año; contando con otras cabeceras, la media de la caída se sitúa en torno al 15%.

-          Sólo Internet, que parte de unas cotas muy inferiores, aguanta la crisis publicitaria con una estimación de crecimiento superior al 20% para 2009. De hecho, ya hay portales de información exclusivamente online que arrojan resultados positivos en sus ejercicios anuales. Todavía, sin embargo, un cibernauta reporta diez veces menos ingresos que el lector de un diario de papel, habida cuenta del equilibrio de ingresos de los diarios españoles: más de 40% de ingresos por publicidad, del 25 al 30% por promociones y el resto por venta de ejemplares. Como fuere, la tendencia global consiste en que internet sube y prensa escrita baja, en lo referido a la publicidad.

-          La política de promociones llevada a cabo por los diarios generalistas ha reportado amplios beneficios pero parece agotar su ciclo. Los anunciantes reparan en que el periódico sólo se compra por la promoción y el diario ni siquiera se abre. Las promociones son cada vez menos efectivas para aumentar la difusión pero siguen siendo necesarias para mantener los ingresos: con datos de 2005, El País El País facturó 135 millones de euros por difusión en 2005 frente a 127,8 de promociones.

-          Un síntoma de desconfianza en la prensa escrita radica en que su rentabilidad ha bajado, por más que en los periódicos más vendidos todavía pueda ser superior al 20%. Aun así, los márgenes crecientemente escasos desalientan las inversiones, opinión avalada por los expertos bursátiles. Esto merma los movimientos empresariales en el sector, como se puede ver en la complicada –y estancada- venta del grupo Zeta.

-          Al tiempo, la madurez del mercado de la prensa escrita dificulta su pervivencia: es una industria con costos fijos muy altos, en la que las inversiones no garantizan más lectores ni más publicidad, sobre todo en el corto y medio plazo. Los costos, además, sufren incremento en tanto que, para seguir comprando el diario, los lectores exigen información diferenciada, que siempre resulta más cara.

-          Hay razones que contribuyen a agravar la crisis y que afectan a la percepción que tiene de sí misma la prensa escrita: descenso de la difusión, pérdida del monopolio de la información local, cedida a los diarios gratuitos; fidelidad crecientemente volátil del lector por tener este más fuentes de información, fragmentación de las audiencias por la atomización de las mismas fuentes, incidencia negativa en las informaciones propias tras los ejercicios de contención de gastos, crisis de objetividad, crisis de autoridad opinativa, falta de valor diferencial de las informaciones al haber cada vez menos información propia y más información en común (ruedas de prensa, acontecimientos de agenda), identificación entre los lectores de los periódicos como aliados del poder, redundancia de las informaciones aparecidas en prensa escrita tras internet y las televisiones y radios y, por último, el cambio de modelo informativo por el cual se opta por un ‘infoentretenimiento’ para el que la red, entre otros medios, ofrece mayor flexibilidad.

-          Así, el reajuste que está sufriendo el sector puede cuantificarse en cifras de pérdidas económicas y de empleos como las que siguen:

-          20 Minutos, tras años de espectacular crecimiento, perdió cerca de 2 millones de euros primer trimestre 08, ha despedido a 16 empleados y prevé recortes de personal para 2009.

-          El también gratuito Qué! ha protagonizado en fechas recientes el primer ERE de un diario de estas características, ERE que ha afectado a 106 trabajadores, un 40% de la plantilla, cerrando cuatro sedes provinciales. En 2008, este diario de Vocento perdió 3,2 millones de euros.

-          En el caso de Unedisa, matriz de El Mundo, el apalancamiento asumido por Rizzoli para la compra de Recoletos carga de presión los resultados de su filial española, que tras desembolsar cerca de 1.000 millones de euros, tiene ahora difícil cumplir con los resultados que rentabilicen esa inversión. La filial española ha venido computando resultados negativos, contexto que da cobertura a la presentación de un ERE que podría afectar, según se calcula, a 200 empleados.

-          Metro ha presentado un ERE que ha de afectar a entre 30 y 40 trabajadores.

-          Del diario Público no constan datos ciertos pero ha pasado de cerca de veinte anuncios en sus primeros días a cuatro o cinco en fechas recientes. Se calcula que, en el primer año de andadura del diario de Jaume Roures, las pérdidas podrían alcanzar los 20 millones de euros.

-          En otoño de 2008, la Gaceta de los Negocios presentó un ERE que ha supuesto la salida de 75 empleados del diario.

-          El grupo Zeta ha presentado un ERE que afecta a 533 de los 2400 trabajadores del grupo.

-          El Economista ha tomado medidas como la congelación de sueldos a la plantilla y la reducción de los salarios de la cúpula directiva.

-          La situación en Prisa también es preocupante. Con una deuda total de 5.000 millones, debida a la oferta de compra presentada sobre el porcentaje que no controlaba de Sogecable, el grupo editor del diario El País, que crece en facturación y difusión, ha puesto a la venta tres de sus edificios corporativos, a pesar de que el mercado inmobiliario está bloqueado, para sanear su situación financiera y reducir el monto en 250 millones. Con el cierre de las televisiones de Localia, Prisa prescinde de 300 empleados. En El País, que ha sufrido en fechas muy recientes una huelga de dos días por la subcontratación de los servicios de publicidad, se teme que la salida del periódico durante la huelga lleve a concluir que sobra personal. Asimismo, en El País se están produciendo numerosas bajas, algunas incentivadas, otras provocadas.

-          El ente público RTVE prevé un nuevo ERE para 2010, tras el habido en 2006, que afectó a 4000 trabajadores, entre ellos no pocas caras muy conocidas de la casa.

-          Vocenteo sufre problemas con ABC, que perderá 24 millones, con Punto Radio, que pierde 6, y con algunos diarios regionales en dificultades. Pese a todo, el grupo no tiene deudas. En ABC, algunos empleados en excedencia no han logrado ser readmitidos. Está prevista, de modo inmediato, una reducción en los pagos a los colaboradores (columnistas, ante todo) y, lo que es más importante, hay una propuesta en la mesa del director general, José Manuel Vargas, para reducir en torno a los mil puestos de trabajo.

-          La Razón, pese a la ayuda de Lara-Planeta y los beneficios de A3TV, sigue perdiendo dinero; a los colaboradores, por ejemplo, les han recortado entre un 10 y un 50 % de sus cobros habituales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·