Lunes 22/05/2017. Actualizado 13:47h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Será legalizada la marihuana en España?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A cinco semanas de las elecciones generales, Podemos y Ciudadanos han abierto la polémica al declarar su intención de legalizar la marihuana en España. Tanto Pablo Iglesias como Albert Rivera han matizado después que no se trata de una “barra libre” de cannabis, sino una forma de controlar el consumo y evitar el mercado negro. Pero, ¿será legalizada la marihuana en España? ¿sería favorable para evitar el consumo precoz y hacerlo de manera responsable?

Recolección de marihuana. Recolección de marihuana.

El pasado 5 de noviembre, México se sumó a los países que han apostado por la regularización del mercado del cannabis, como Portugal, Uruguay o Suiza. La marihuana también se ha colocado en el debate político en España, después de que Pablo Iglesias y Albert Rivera, en diferentes entrevistas, propusieran la regularización de la marihuana.

Más de un 8% de la población española consumió marihuana en el último año según el Plan Nacional sobre Droga. Una cifra que desciende ligeramente con respecto a otros años. Sin embargo, la edad de inicio de consumo de cannabis es cada vez más temprana.

Desde partidos políticos como Ciudadanos o Podemos plantean una legalización, eso sí, controlada. Sin embargo, la primera cuestión en la que reparar a la hora de hacer algún tipo de cambio legislativo referido a las drogas es: ¿Qué se quiere regular y qué consecuencias tendría este cambio?

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con diferentes actores que forman parte del mundo de la marihuana para entender si una legislación por parte del Gobierno de turno sería ventajosa o por el contrario supondría un perjuicio para la sociedad.

¿Qué se quiere regular?

Ignacio Calderón, director general de la Fundación Ayuda contra la Drogadicción (FAD) explica que es muy importante saber la forma en la que se va a regular en caso de una modificación de la Ley. Afirma que, si se trata de una regulación en la que haya una mayor información sobre el consumo del cannabis, una edad de iniciación mayor de 21 años, y por consiguiente, un consumo responsable y moderado, sería favorable. Si por el contrario, el hecho de dar luz verde a la marihuana supone un consumo de manera arbitraria y con puntos de venta al alcance de cualquier persona, independientemente de su edad, sin duda, sería algo muy perjudicial.

Uno de los principales actores dentro del mundo de la marihuana que vería regulada su actividad es el de las asociaciones cannabicas. Actualmente existen en España unas 800 que se basan en la jurisprudencia del Tribunal Supremo relativa al consumo compartido. ECD ha contactado con una de ellas localizada a las afueras de Madrid. Su propietario explica que dentro de estas organizaciones el consumo es responsable, ya que cada socio hace un pedido de la cantidad de cannabis que quiere consumir. Desde la asociación aseguran que realizan un control estricto del consumo y de la edad de cada socio. Con esta medida intentan controlar la edad de inicio en la marihuana. Además como requisito para poder acceder a la asociación, es necesario que uno de los miembros “apadrine” al nuevo socio.

Por su parte, Guillermo Fernández, abogado de S&F, despacho especializado en delitos contra la salud pública y asuntos relacionados con el cannabis, especifica los criterios que deben cumplir de forma general las asociaciones, como por ejemplo, la cantidad de droga a consumir, que sea inmediato y que se produzca en un lugar cerrado.

Los consumidores de cannabis medicinal sería otro colectivo beneficiado en el caso de una regulación de la marihuana por parte del un futuro Gobierno. Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) argumenta que “la legislación española no diferencia entre usuarios lúdicos y terapéuticos”. Además, no está permitido que ningún médico recete una dosis de cannabis a sus pacientes, motivo por el cual los enfermos que optan por esta vía, deben acudir a asociaciones de marihuana o al mercado negro. Como contrapunto, Calderón (FAD) opina que si la marihuana se utiliza con fines terapéuticos, “por qué no utilizar los medicamentos que se venden en la farmacia”, que al contrario que el cannabis, sí puede recetar un médico.

Vías para el cambio en la legislación

En la actualidad existen plataformas como Regulación Responsable que tratan de materializar el cambio y proponen una regulación integral del cannabis, tal y como explica Guillermo Fernández. Desde esta organización van a trasladar su ideario a los partidos políticos para poder adaptarlo y llevarlo ante una ponencia parlamentaria en 2016 . La idea es que, un año más tarde, y a través de colaboraciones con técnicos y expertos, pueda llegar a convertirse en una ley. Fernández afirma que “si se regularizase integralmente el consumo de la marihuana, se podría acceder en mejores y más seguras condiciones para el usuario”.

En el caso concreto de los consumidores terapéuticos, tal y como afirma Carola Pérez, podrían tener un acceso seguro en el seno de la sanidad pública, “supervisado y continuado”, como si se tratase de un medicamento cualquiera. Además, permitiría una cobertura legal a proyectos como el OECM para poder avanzar con los estudios clínicos y observaciones que se realizan en dicha organización.

Hay también abierto un debate político

Desde las diferentes plataformas, así como desde los partidos políticos como Podemos y Ciudadanos, plantean la regulación del cannabis como una forma de control ante la droga y de las consecuencias que tiene su consumo. Además, una regularización del cannabis sería un espaldarazo para las arcas públicas. El hecho de regularizar la marihuana, tal y como la proponen Iglesias y Rivera, no significa que se pueda acceder a ella con facilidad, sino todo lo contrario, establecer unas reglas, controles y puntos en los que se puede encontrar.

Desde el PSOE, Pedro Sánchez se ha mostrado más tímido al posicionarse a favor o en contra de la legalización y propone la creación de un grupo de expertos para “alcanzar un consenso internacional sobre el consumo y cultivo de esta sustancia”. Mientras, el PP de Mariano Rajoy se ha mantenido al margen, hasta el momento, de este debate.